Hoy

El Consistorio buscará alternativas para las Freylas al rechazar crear una hospedería

Cartel de la mejora que hizo la Junta en las Freylas. :: j. m. romero
Cartel de la mejora que hizo la Junta en las Freylas. :: j. m. romero
  • Se aprobó por unanimidad pedir a la Delegación del Gobierno que se restituyan las patrullas de vigilancia ciudadana

En el pleno ordinario celebrado ayer se rechazó instar a la Junta a retomar el proyecto del Convento de las Freylas incluyendo una partida para dicho fin en los presupuestos regionales de 2017 para convertir este edificio del siglo XVI en una Hospedería, moción presentada por IU Mérida. Fue en segunda votación, con el voto en contra de la concejala no adscrita María Antonia Sanmartín. Porque la primera ronda de manos alzadas tuvo empate por arriba, con 11 votos a favor, 11 en contra y tres abstenciones.

Al PP le pareció bien el planteamiento del concejal de IU, Álvaro Vázquez, de recuperar un proyecto que se estimó hace varios años en unos 6 millones de euros y que quedó paralizado. El PSOE, por su parte, por boca del concejal de Urbanismo, Rafael España, opinó que se le debe dar una salida a este edificio para que no se deteriore más y forme parte del patrimonio histórico artístico de Mérida, pero no estaba de acuerdo con que se pidan 6 millones de euros para abrir algo público y hacer la competencia a los negocios hosteleros privados. Confirmó el alcalde, Antonio Rodríguez Osuna, que se están buscando alternativas y salidas para poner en valor este edificio, pero nunca a través de la vía pública.

Ese fue uno de los asuntos importantes del orden del día. Otro de los que se debatió, y que fue aprobado por 16 votos a favor y 9 abstenciones, entre las que se encontraban las del PP municipal, fue la moción suscrita, también por IU Mérida, para instar a la Delegación del Gobierno para que restituya las patrullas de vigilancia ciudadana. Se sumó una enmienda por parte del gobierno para pedir que la ciudad disponga de la Unidad de Prevención y Reacción de la Policía Nacional, lo que se conoce como la UPR.

Sobre el primer aspecto, se expuso que, desde el mes de octubre, no patrullan por la ciudad al menos seis agentes motorizados y se pidió que se restituya este servicio ciudadano que estaba con anterioridad. Así se hará a la delegación del Gobierno. Asimismo, se pedirá también a este organismo que Mérida, al igual que otras ciudades similares como Santiago de Compostela, cuente con la UPR, lo que aumentaría más aún la seguridad en las calles de la capital autonómica.

Otro de los puntos que se aprobó con la unanimidad de los grupos fue iniciar el expediente de hija predilecta de Mérida a favor de Isabel Mijares, emeritense, reconocida enóloga y actual embajadora, junto al sacerdote y escritor Jesús Sánchez Adalid, de la Capitalidad Iberoamericana de la Cultura Gastronómica.

Se rechazó, por otra parte, la moción suscrita por Mérida Participa para crear un nuevo subsidio especial agrario y se ratificó el acta adicional de deslinde entre los términos de Mérida y Esparragalejo.