Hoy

El alcalde pide que el Festival de Teatro sea declarado patrimonio de la humanidad

Imágenes de una de las obras del Festival de Teatro. :: j. m. romero
Imágenes de una de las obras del Festival de Teatro. :: j. m. romero
  • El Ayuntamiento reconoce que es un proceso largo y que el objetivo no es fácil de conseguir

El Ayuntamiento ha comenzado a dar los pasos para que el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida sea declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Como paso previo, el Consistorio ha presentado un escrito a la Junta, aprobado en la junta de gobierno local, para solicitar Bien de Interés Cultural Inmaterial (BIC) este Festival de Teatro. El pasado septiembre, el alcalde, Antonio Rodríguez Osuna, mantuvo una reunión con el director general de Bibliotecas, Museo y Patrimonio Cultural de la Junta, Francisco Pérez Urban, y con el director del Festival, Jesús Cimarro, para comenzar a trabajar en la tramitación de esta declaración.

«Uno de nuestros compromisos electorales era intentar conseguir una nueva declaración de Patrimonio de la Humanidad para Mérida. Y queremos que sea el Festival de Teatro. Primero hay que aprobarlo y convertirlo en un BIC por parte de la Junta», apunta Osuna.

Una vez que la Junta analice y valore la documentación que ya se le ha enviado y declare el festival BIC, pasará a una comisión interministerial en la que se decide cuáles de los proyectos se tramitan a la UNESCO para convertirse en Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. «Un proceso muy largo y nada fácil de conseguir y que dependen del Ministerio de Cultura, y que tiene que estar apoyado por todas las comunidades autónomas», declara el alcalde, que recuerda que la última que se ha conseguido en España es la del Flamenco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Para elaborar y redactar el expediente el Ayuntamiento ha contado con el trabajo del catedrático de Filología Latina de la Universidad de Extremadura Santiago López Moreda. Hay que destacar que este conoce muy bien los entresijos de este festival y ha trabajado con los distintos directores que ha tenido el certamen a lo largo de estos años. Este catedrático ha contado con la colaboración de uno de los cronistas de la ciudad, José Luis Mosquera Müller.

Osuna recuerda que el Ayuntamiento ya hizo una solicitud de declaración de BIC para el silo de trigo. También señaló que está sobre la mesa la solicitud de declaración de Fiesta de Interés Turístico Regional del Carnaval Romano, en cuyo expediente colabora otro de los cronistas de la ciudad, Fernando Delgado, y la declaración de la Semana Santa como Fiesta de Interés Turístico Internacional, cuyo expediente, instruido por Mario Hernández, ya está finalizado y tiene todos los parabienes técnicos de la Junta. Está pendiente de la firma del director general de la Junta para enviarlo al Ministerio.

Dos títulos

«Si se consiguiera que el Festival de Teatro se declarase Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, seríamos una de los pocas ciudades españolas que tuviera dos declaraciones por parte de la UNESCO», dice el alcalde, quien añade que parte de los funcionarios que trabajan en la elaboración de este expediente ya participaron en la confección de los informes, en 1993, para la solicitud de Mérida como ciudad Patrimonio de la Humanidad. «Esto es una garantía del éxito de este proyecto».

Osuna confía en que el festival consiga este título y dice que este certamen tiene méritos suficientes para ello. «Pondría a Mérida en un lugar destacado en el ámbito internacional y sería un buen espaldarazo, como mínimo, para el sector turístico. El mero título es el beneficio principal para la ciudad», declara el primer edil.