Hoy

'Ajedrez sin barreras' se adentra en altas capacidades

  • El proyecto que desarrolla el club Ajoblanco de Mérida acerca el ajedrez a las personas con discapacidad y déficits cognitivos

El programa 'Ajedrez sin Barreras' supera con éxito las expectativas en las Asociación de Altas Capacidades de Extremadura A3CX.

El proyecto que desarrolla el Club Ajedrez Ajoblanco de Mérida acerca el ajedrez a las personas con discapacidad y déficits cognitivos. Colaboran en el proyecto la Diputación de Badajoz, la Fundación Jóvenes y Deportes de la Junta y la Federación Extremeña de Ajedrez.

Desde la asociación A3CX, asociación de Apoyo a la Altas Capacidades de Extremadura, agradecen el esfuerzo por llevar a cabo éste proyecto entre sus asociados. Están de acuerdo en la importancia del ajedrez para los chicos que participan en el proyecto, ya que ayuda al desarrollo de sus capacidades tanto cognitivas, como sociales y emocionales. Estos chicos tienen en su vida grandes barreras que dificultan su desarrollo integral, lo que preocupa enormemente tanto a las personas que las presentan como a sus familiares.

Durante este primer trimestre asisten a las clases niños con diferentes niveles en el conocimiento del ajedrez. Se parte desde niños que nunca han jugado y desconocen totalmente cómo se juega a niños que ya tenían conocimientos previos del mismo. Es tanto el éxito que está teniendo el programa, que asisten niños de otros puntos de Extremadura para aprender y encontrar niños con sus mismos intereses a los que conocer, siendo esta una de las necesidades educativas específicas de estos niños.

Las clases se desarrollan con una metodología lúdica, lo que aumenta la motivación de los niños que participan en el proyecto. Además, se trabaja de forma individualizada entre lo que saben y lo que pueden aprender, algo que no siempre ocurre en su día a día en las escuelas.

Las clases se incluyen dentro de un proyecto de enriquecimiento educativo más amplio que ha organizado este año A3CEX, donde los niños se inician en el debate, la robótica y las ciencias, a la vez que los padres se forman en educación emocional.

Demostración de que el ajedrez solo tiene cosas buenas.