Hoy

Diputación invertirá 600.000 euros en la antigua Comisaría

Fachada del edificio de la antigua Comisaría que acogerá las dependencias de Diputación. :: j. m. romero
Fachada del edificio de la antigua Comisaría que acogerá las dependencias de Diputación. :: j. m. romero
  • Quiere aunar el trabajo y el personal de las dos sedes del organismo provincial que hay en Mérida en el edificio de la calle Almendralejo

La Diputación de Badajoz cuenta en Mérida con dos dependencias. Una de ellas está situada en la avenida de Extremadura, que es la sede del Organismo Autónomo de Recaudación (OAR). La otra se ubica en la calle Morería, en la parte trasera de las consejerías, que acoge una de las tres oficinas comarcales que hay. En esta trabajan técnicos, aparejadores... y es el lugar donde se llevan los temas de vivienda de los pueblos de la comarca de Mérida. El diputado del área de Fomento de la Diputación, José María Ramírez, afirma que ambos edificios son alquilados. «La idea es evitar los alquileres y aglutinar a las personas y los servicios de estos dos inmuebles en uno solo y que sea de nuestra propiedad», asegura.

Ese inmueble por el que se han decidido en el organismo provincial es el edificio situado en la calle Almendralejo que acogía la antigua Comisaría de la Policía Nacional en Mérida. Un edificio que lleva vacío desde que los agentes de este cuerpo se trasladaran a la nueva comisaría, en el III Milenio.

Primero se pensó, explica el diputado, en el edificio que acogía el antiguo Palacio de Justicia y la mayoría de los juzgados de la ciudad, colindante a la comisaría. Tan en serio iba esta decisión que se llegó incluso a hacer un proyecto. Pero se dieron cuenta en la Diputación de que el coste era muy importante. Rehabilitar ese espacio es mucho más caro que llevar a cabo obras en el edificio que acogía la antigua Comisaría de la Policía Nacional, situado justo al lado, un inmueble mucho más moderno, funcional y simple, y sin claustro, con el que se tenía que tener mucho cuidado al hacer la obra.

Aparte de que el Palacio de Justicia es un lugar de mayor superficie que el escogido, pues este edificio estaba planteado como una parte más institucional, cuando notificaron a la Diputación que la inversión superaba el millón y medio de euros se pensó inmediatamente en otro lugar.

«Este sitio es la antigua Comisaría, un espacio que se adapta mejor a las necesidades que tenemos. Ocupa un espacio de unos 1.300 metros cuadrados, distribuido en tres plantas, una a ras del suelo, una superior y otra subterránea donde incluso existe una galería de tiro. Aunque no está en malas condiciones, habrá que hacer mucha obra para adaptar el edificio a lo que queremos hacer, aunque cumple con nuestras expectativas», asegura Ramírez.

Como el espacio que ahora ocupan las dos sedes actuales es, prácticamente, la mitad del total de la superficie de la nueva adquisición, además de aunar los dos servicios en este edificio y juntar a todos los trabajadores, alrededor de una veintena, se tiene proyectado construir un aula destinada a la formación. Y no solo eso. Uno de los proyectos más ambiciosos es poder disponer de una sala de reuniones o salón de actos que pueda acoger a unas cien personas.

«No hablo de un salón de actos enorme y lujoso, sino un lugar funcional y práctico donde, por ejemplo, podamos reunirnos con los alcaldes de la zona de Mérida, de la Siberia, de la Serena... A estas personas, trasladarse a Badajoz para tratar temas de interés en la Diputación siempre les cae mucho más lejos, con la incomodidad y el gasto que esto supone», explica.

Indica que en breve se encargará el proyecto de lo que se va a construir y que la idea es realizar la obra a lo largo del año que viene. En principio, desde la Diputación de Badajoz, se tienen reservados para estos trabajos unos 600.000 euros, aunque una vez que se vea el proyecto ya se afinará mejor cuál será la inversión total. «Como esta obra va con presupuesto del año que viene, lo que vamos es a intentar anticipar el proyecto de obra. Nuestro plan es poder licitarla a mediados de 2017», señala Ramírez.

Este será uno de los proyectos que se podrá hacer realidad gracias al presupuesto de la Diputación del año que viene. 181,1 millones de euros, que se incrementa un 9,29% con respecto al año pasado, 15,3 millones más.

Comisaría hasta 2011

El edificio que acogerá próximamente las instalaciones de la Diputación en Mérida acogió hasta junio de 2011 la principal sede de trabajo de este cuerpo. Después se puso a la venta. Así lo anuncia un cartel situado en una de las ventanas del inmueble que da hacia la plaza del Conservatorio de música y que se instaló en febrero de 2014. La Secretaría de Estado de Seguridad, Gerencia de Infraestructuras y Equipamiento de la Seguridad del Estado del Ministerio del Interior tiene en venta un edificio situado en pleno corazón de la ciudad, en la calle Almendralejo nº 48 aunque, según Catastro, corresponde al nº 35-A al precio de 420.338 euros.

Las instalaciones de la Comisaría de Policía de la calle Almendralejo abrieron sus puertas en el verano de 1984. La adecuación de un edificio junto al Palacio de Justicia, supuso la modernización de la función policial en la ciudad. Hasta entonces se contaba con unas dependencias en la Rambla, en las que ni siquiera había espacio para separar a los detenidos de las personas que acudían a tramitar su DNI.

Sin embargo, apenas diez años después de su apertura ya comenzaron las primeras quejas sobre las estrecheces de las instalaciones debido al crecimiento de la ciudad y por la actividad que se generó con el desarrollo de la capitalidad.

A mediados de los años 90 ya se hablaba de la necesidad de mejorar los espacios disponibles. Se planteó la posibilidad de trasladar las dependencias policiales al cuartel de República Argentina que, finalmente, terminaron en el complejo administrativo del III Milenio.