Hoy

El plan de empleo social se equipara al convenio municipal

Trabajadoras del plan de empleo social. :: brígido
Trabajadoras del plan de empleo social. :: brígido
  • También se igualarán los contratos y los sueldos del personal de mantenimiento y socorrismo de las piscinas municipales

La junta de gobierno local aprobó ayer la tramitación para equiparar las condiciones de los trabajadores del empleo social, desarrollado a lo largo de todo este año a través de un decreto y con una subvención de la Junta, y también de los contratos y de los sueldos del personal de mantenimiento y socorrismo de las piscinas, al convenio municipal.

Así lo anunció ayer la portavoz del equipo de gobierno. Carmen Yáñez, que hizo este anuncio como uno de los acuerdos tomados en la junta de gobierno local celebrada ayer, dijo que esta era una reivindicación constante de los trabajadores. «Sabíamos de la dificultad de acceder a estos planes de empleo y de llevar a cabo la gestión de las piscinas municipales a través del Ayuntamiento a través de una gestión directa. En un principio no pudimos hacer esto. Por la disponibilidad de créditos en Personal, no podíamos equipararlos al convenio, sino ajustarnos, en el caso del empleo social, a la subvención que venía de la Junta de Extremadura y a la aportación que ya teníamos aprobada desde el Ayuntamiento», explica la portavoz socialista.

Aclara que ahora, que ya está finalizando prácticamente el ejercicio de 2016 y que se han podido ajustar los créditos, se ha decidido que se puede equiparar tanto los puestos de trabajo de la segunda fase del empleo social como las contrataciones de las piscinas de verano al convenio del Ayuntamiento.

Por lo tanto, a lo largo de este año, según Yáñez, tanto los trabajadores del empleo social como los trabajadores de las piscinas de verano van a cobrar, estos últimos con carácter retroactivo, todo lo que les corresponda en todo el periodo de contratación. También lo harán con efecto retroactivo los trabajadores del empleo social que empezaron en el mes de junio, ya que los anteriores sí que lo cobraron, pues ese dinero sí estaba cuantificado. Así lo explica la portavoz socialista que añade que «desde el mes de junio hasta el 31 de diciembre, que es la segunda fase del empleo social, cobrarán con efecto retroactivo esa parte equiparada al convenio que no se estaba pagando».

Hay que recordar que el empleo social ha supuesto, para el Ayuntamiento de Mérida para el ejercicio 2016, un total de 650.000 euros. «Se ha hecho un esfuerzo importante para que estas personas puedan tener los mismos complementos específicos y de destino y equipararlos al convenio del Consistorio a pesar de que la ley nos permitía hacerlo ajustándolos solo a la subvención que daba la Junta, que puede rondar, en total con las dos fases, en 1.400.000 euros», declara Yáñez.

Negociaciones de UGT

Por otra parte, el sindicato UGT afirma que en la reunión mantenida el pasado día 4 con la concejala de Recursos Humanos, Mercedes Carmona, presentó todos los compromisos adquiridos en las elecciones sindicales hacia los trabajadores del Ayuntamiento.

De ellos destacan la presentación de una propuesta para llevar a cabo la implantación de la carrera profesional y se ha tratado también el estudio para poder iniciar los procesos de promoción interna.

«Con respecto a los trabajadores que se encontraban con contrataciones formalizadas en fraude de ley, se le ha planteado iniciar un procedimiento para la indefinición al resto de trabajadores. Y se le ha comunicado el agravio comparativo que sufren los trabajadores de los distintos planes de empleo, por lo que se le ha solicitado que se equiparen estos salarios al de los empleados municipales».

FSP-UGT reconoce la buena disposición que ha encontrado en la delegada de Recursos Humanos para abordar los temas tratados.