Hoy

La calzada de Plantonal de Vera a San Andrés tendrá carril bici y alumbrado

Tramo de la carretera de Don Álvaro en la barriada de San Andrés, donde se renovará el firme.
Tramo de la carretera de Don Álvaro en la barriada de San Andrés, donde se renovará el firme. / J. M. ROMERO
  • La Diputación de Badajoz incluirá en sus presupuestos del próximo año la reforma de la carretera de Don Álvaro

La obra de reforma de la carretera de Don Álvaro permitirá contar con acerado, nuevo alumbrado, árboles y carril bici entre la barriada de San Andrés y la de Plantonal de Vera. La Diputación de Badajoz está dando los últimos pasos para poder iniciar la ejecución del proyecto el próximo año.

La institución provincial expone al público desde finales de octubre este proyecto, que cuenta con un presupuesto de 2.095.119,90 euros. Además de la ejecución de la obra, esta cantidad incluye las expropiaciones, así como los honorarios de la redacción del proyecto y de los trabajos de coordinación de seguridad y salud.

La actuación de mejora de la carretera BA-058 forma parte del III Plan Integral de Carreteras 2016-2020. El plazo de ejecución estimado es de seis meses. El objetivo es que la obra pueda salir a licitación antes de que acabe este año o a comienzos de 2017. En tal caso, estaría concluida para el próximo ejercicio o para principios de 2018.

La obra afectará a un tramo de 8,5 kilómetros de longitud que comienza en el núcleo urbano de Don Álvaro y concluye en Mérida en la rotonda que da acceso a la avenida Juan Pablo II (que enlaza con los Salesianos y la avenida Reina Sofía), situada entre las barriadas de Plantonal de Vera y San Andrés. Esta última se verá especialmente beneficiada con la renovación de la travesía y su conexión con el casco emeritense mediante una vía urbana.

Tal como recoge la memoria, la carretera de Don Álvaro se caracteriza por la presencia de curvas de pequeño radio y pérdida de trazado considerable que, en combinación con una sección de seis metros sin arcén, un tráfico pesado alto y los numerosos accesos existentes, entrañan un grave riesgo para la seguridad de los usuarios de la vía.

El proyecto se divide en tres actuaciones. El tramo urbano emeritense tiene una longitud de 1,22 kilómetros. La Diputación Provincial, junto con el Ayuntamiento, ha diseñado una calzada con dos carriles de 3,75 metros y dos metros a cada lado para acerado y carril bici.

Asimismo, se adecuará un carril central de 3,5 metros de ancho en un punto donde actualmente existen dos accesos a viviendas diseminadas, a unos cien metros de la rotonda de acceso a la avenida Juan Pablo II. En este lugar existen dos viales que se unificarán en uno solo en la unión con la nueva carretera.

El ensanchamiento de la carretera tendrá lugar entre la rotonda de la avenida Juan Pablo II y San Andrés mediante un vial con arboleda y alumbrado. En la barriada se contempla el refuerzo del firme de cuatro centímetros previo fresado. Asimismo, se renovará la raqueta que ordena el tráfico procedente de la calle Santa Teresa Jornet.

Carretera y Don Álvaro

En el tramo interurbano, que tiene una longitud de 6,85 kilómetros, se plantea una calzada con carriles de tres metros de ancho para cada sentido de circulación más arcenes de 0,5 metros a cada lado.

Se ha diseñado una vía con un trazado en planta sensiblemente coincidente con el existente, mejorando el trazado en todas sus curvas para darles un radio mínimo de 265 metros con el objetivo de que permitan una velocidad de 80 kilómetros por hora. Además de ampliar la anchura, también se ha adaptado el trazado en alzado para que la visibilidad cumpla con los parámetros de distancia de parada.

De ese modo, en aquellos tramos donde la traza coincide con la actual se proyecta el ensanche de la carretera, rellenando con zahorra artificial o directamente mezcla bituminosa en caliente la zona de coincidencia con la calzada existente, o bien adecuando un nuevo firme para la ampliación. Donde se plantea un nuevo trazado será necesario acometer la explanada correspondiente, sobre la que se asentará el nuevo firme.

Por último, en Don Álvaro se actuará sobre una distancia de 454 metros. La obra afectará al tramo urbano de la carretera provincial BA-150 que comunica esta localidad con Valverde de Mérida. En este caso, se proyecta la adecuación de acerado y la mejora de accesos a las viviendas aledañas.

Temas