Hoy

Memoria viva de la Mérida industrial

Parte de los integrantes del grupo que ha participado en este proyecto de la UNED. :: j. m. romero
Parte de los integrantes del grupo que ha participado en este proyecto de la UNED. :: j. m. romero
  • Un proyecto de investigación UNED senior sirve para recopilar información de la etapa floreciente de la ciudad

¿Quién no tiene a algún familiar, amigo, vecino o conocido que haya trabajado durante algún tiempo en La Corchera, el matadero, Hilaturas, la Casera, Harinas Galán o el Águila? En la actualidad, no queda en pie ninguna de estas empresas. Pero sus historias permanecen vivas en el recuerdo de los que durante décadas formaron parte de sus plantillas de trabajadores. Las vivencias de estas personas en estos emblemáticos lugares se han hecho presentes y concretas. Y lo han hecho gracias a la lección inaugural del acto académico de apertura del curso 2016/2017 de la UNED de Mérida. Tuvo lugar en pasado 25 de octubre y corrió a cargo de Antonia Castro, profesora tutora de este centro. Ella ha dirigido el proyecto 'La Mérida industrial a través de la historia oral y la memoria colectiva: un proyecto de investigación UNED-Senior en curso' con la colaboración de varios alumnos.

Este es un proyecto que se inició hace tres años con el objetivo de enseñar a los alumnos senior como se hace un proyecto de investigación. «Buscamos un tema en el que ellos pudieran ser los que hicieran la investigación. Pero también, al mismo tiempo, que se investigaran ellos mismos. Son, a la vez, objetos y sujetos de la investigación». Así lo explica la directora del centro asociado de la UNED de Mérida. Irene Mañas señala que de lo que se trata es de recuperar la memoria de una época que muchas veces está olvidada y que, en una ciudad como Mérida, que tuvo un importante pasado industrial, puede que esté menos valorada de lo que se merece.

A pesar de que existen ya publicaciones de autores locales que hablan desde un punto de vista más histórico de aspectos como el ferrocarril, del tema de la Mérida industrial y de la cultura de los trabajadores de aquella época, desde un punto de vista antropológico, no estaba estudiado, señala Irene Mañas.

Partiendo de este punto, se comenzó a investigar en ese aspecto, con la ayuda de varios 'informadores'. «Ellos nos cuentan cómo era la vida en esa Mérida. Y cómo ellos sintieron sus vidas transformarse al compás de esa industrialización. Ellos mismos contribuyeron también a cambiar la ciudad», explica.

Testimonios valiosos

Se han recopilado testimonios de vida de esas personas, un grupo de 15, aunque en realidad han sido muchos más los implicados en este proyecto, ya que cada uno de ellos ha activado sus redes de contacto para contar con el mayor número de testimonios y vivencias posibles y hacer más completo e interesante el proyecto. Aparte del boca a boca, se han recopilado fotografías, muchas de ellas de índole privada e inéditas y que nunca habían visto la luz, que hoy constituyen un recuerdo importantísimo de esta época.

«Uno de los muchos aspectos positivos de este proyecto es que ha servido para que estas personas revaloricen esa época en sus cabezas. Ellos han sido actores de ese momento y, aparte de servirles colectivamente para algo, espero que les sirva de forma individual para adquirir esa conciencia de que eso fue importante», relata Mañas.

Toda esa información, que ya se ha convertido en historia viva de Mérida, se ha plasmado en un bloc, donde se han subido todas las entrevistas que se han hecho, que se completan con fotos. Se puede consultar en la dirección http://senior.unedmerida.com.

De todas maneras, Mañas indica que se está buscando poder confeccionar una publicación científica con todos estos contenidos. «Este es el final de un trabajo importante que esperamos sirva documentalmente a la gente que quiera acercarse a época.

Rosa María Ceballos y Mª del Carmen Torres son dos de las alumnas que han participado en este proyecto. La primera dice que, aunque no ha vivido esta Mérida industrial, lo que conoce de ella ha sido gracias a lo que le ha contado su madre, sobre todo del matadero.