Hoy

La ciudad tenía el equipo llamado 'Mérida Industrial'

La directora del proyecto, la profesora Antonia Castro, explica que se quería comprobar cómo la ausencia de patrimonio industrial, la ausencia de lugares donde se puedan fijar y recrear la memoria de aquella época, había fomentado el olvido y debilitado la memoria social. «En Mérida, la memoria colectiva se caracteriza más por lo olvidado que por lo recordado de esa época. Cuando hablas con cualquier persona de la ciudad lo primero que te cuentan es que Mérida tuvo un equipo que se llamaba 'Mérida Industrial' y que tuvo muchas industrias como Cepansa, el matadero, la corchera... Pero hubo mucho más. Establecimientos comerciales, talleres, fábricas relacionadas con la construcción, con los transportes... y parte de eso se ha olvidado». Además de la información oral, también dice que han bebido de fuentes históricas como libros, documentos o crónicas como las de Antonio Vélez.