Hoy

El Consorcio trabaja en una reconstrucción digital en 3D del Templo de Diana

  • Esta vez, se han fijado en el monumento los dibujantes de la entidad, que ya trabajan en su reconstrucción digital en 3D

El Templo de Diana es, en la actualidad, uno de los monumentos que más llama la atención, no solo de turistas y visitantes, sino de los propios conservadores, restauradores y demás personal del Consorcio de la Ciudad Monumental. Dada la importancia del mismo, se han hecho importantes mejoras en los últimos años para que las visitas sean cada vez más completas e interesantes. Esta vez, se han fijado en el monumento los dibujantes de la entidad, que ya trabajan en su reconstrucción digital en 3D.

Según explican a este diario fuentes de la secretaría general de Cultura de la Consejería de Presidencia de la Junta de Extremadura, los dibujantes acaban de finalizar los trabajos de fotogrametería.

Los dibujantes llevan a cabo un levantamiento 3D del Templo de Diana. Este es un paso previo para confeccionar los recursos didácticos e interactivos que se van a instalar en el centro de interpretación sobre el edificio en el que ya trabaja el Consorcio desde hace meses, cuando terminaron las obras de adecuación del edificio.

Para conseguir esto, según explican, se utiliza la tecnología SFM para la documentación arqueológica. SFM, que son las siglas de Structure From Motion, una técnica fotogramétrica que utiliza técnicas de visión artificial para obtener modelos en tres dimensiones a partir de varias imágenes de un objeto tomadas desde distintos ángulos. Se utilizan cámaras digitales estándar.

Documentación gráfica

Desde hace algún tiempo, se utiliza esta tecnología como base para llevar a cabo la documentación gráfica de restos arqueológicos y materiales como cerámica, restos óseos, restos metálicos etc, de las distintas excavaciones.

Los modelos en tres dimensiones que se obtienen, una vez georreferenciados con aparatos topográficos, permiten obtener todo tipo de mediciones como secciones, plantas, alzados, cotas, curvas de nivel, etc.

El nivel de detalle que se consigue es muy alto, por lo que resulta una potente y útil herramienta de documentación del estado de conservación actual de estructuras y materiales expuestos a múltiples formas de degradación y desgaste. Esta precisión también permite obtener medidas y volúmenes de piezas que al manipularlas, por ser muy frágiles, podrían ser dañarlas.

Por otra parte, en el campo de la difusión, los modelos obtenidos se pueden usar como base para hacer una recreación virtual de las estructuras en sus entornos originales.

Todas estas propiedades hacen de esta tecnología una potente herramienta de trabajo en el campo de la investigación, difusión, conservación y restauración del patrimonio arqueológico de la ciudad.