Hoy

El Conservatorio abre sus puertas a personas con discapacidad intelectual

Profesora impartiendo una clase en el Conservatorio. :: brígido
Profesora impartiendo una clase en el Conservatorio. :: brígido
  • El centro musical también impartirá la nueva asignatura Neuropsicología de la Música en 5º y 6º curso como opcional

El Conservatorio de Música da un paso valiente y novedoso en su formación. Con la colaboración de la delegación de Atención a la Discapacidad se pone en marcha el proyecto 'Neurorredes', estimulación neuronal a través de la música. La propuesta para el curso 2016-2017 estará dirigida a personas con discapacidad intelectual entre los 7 y los 16 años. La duración será de 30 horas lectivas y su horario los miércoles de 19 a 20 horas. Las plazas, unas 15 disponibles, serán limitadas.

La preinscripción se puede hacer desde hoy hasta el 28 de octubre y todos los interesados deberán aportar un informe médico. Una vez confirmada la admisión la matriculación se realizará desde el 3 al 8 de noviembre. El importe total del curso será de un único pago de 18,03 euros.

Para complementar esta iniciativa también se presentó ayer una nueva asignatura que se va a impartir en el centro musical. De hecho, el Conservatorio de Mérida será el primero en Europa en impartir la asignatura 'Neuropsicología de la Música, teoría y aplicación terapéutica', según destacó la delegada del Conservatorio, Silvia Fernández.

El director del Conservatorio, José Ignacio de la Peña, subraya que se va a enriquecer la formación de los alumnos con esta asignatura, que se impartirá en 5º y 6º curso como optativa. «Se trata de formar a músicos para que, a través de la música, puedan mejorar la calidad de vida de otras personas».

Por su parte, la profesora Silvia Núñez, responsable de impartir la asignatura, señala que «es una iniciativa que reclama la sociedad y que no se han hecho antes. Vamos a dar a los alumnos la formación para que tengan conocimientos musicales terapéuticos y aprendan cómo funciona la música en el cerebro».

Personal docente

En relación a otro asunto que tiene que ver con este centro, cabe destacar que la Junta estudiará la petición del Ayuntamiento de traspasar el personal docente del Conservatorio a la administración regional. Aunque mucho tienen que ver los presupuestos regionales y las circunstancias económicas, la Consejería de Educación y Empleo es receptiva a la petición del Consistorio y confirma a este diario que está decidida a estudiar la propuesta que se ha planteado hace varios años.

Según indica la concejala de Educación, Silvia Fernández, este proceso se hará de forma progresiva. «Esto quiere decir que no se hará el mes que viene. Como proyecto de legislatura queremos que se cumpla lo recogido en el programa electoral: que de una manera progresiva, la Junta se quede con el personal, única y exclusivamente, docente y que el Ayuntamiento tome las competencias del personal no docente y del mantenimiento de la infraestructura. Eso, aparte de seguir haciendo las mejoras en el edificio de forma periódica». Fernández agradece a la Junta la disposición para escuchar las reivindicaciones del Ayuntamiento y resalta el buen clima con el que se celebran las reuniones para hablar sobre el asunto.

La concejala quiere dejar claro que el millón de euros anual que se estima que le cuesta al Ayuntamiento mantener el Conservatorio es, ante todo, una inversión. «Es importante que los ciudadanos entiendan que Mérida cuenta con un patrimonio cultural importante como es el Conservatorio. Para nada es un estorbo que nos queramos quitar de encima. Es un Conservatorio profesional de música, en el que tenemos un plan curricular y en el que hacemos los mismos exámenes que el resto de centros. Tenemos un currículum educativo legislado por la ley de educación. De ahí que el personal docente lo absorba la consejería».

Añade que en la actualidad se cubren todas las excedencias , así como las bajas por enfermedad u otras causas, y anuncia que en breve se va a pintar la fachada del centro de formación musical. «Junto con la adecuación de la plaza vamos a conseguir dar una imagen digna al entorno del edificio». Uno de los deseos del equipo de gobierno es que esta zona se convierta con el tiempo en un auditorio al aire libre.

Añade que en el Ayuntamiento están muy satisfechos con la proyección exterior del centro y dice que en los últimos años se han ampliado sus proyectos educativos, haciendo posible que el Conservatorio salga a la calle. Explica que están en coordinación directa con la delegación de Educación para llevar la música a las aulas.