Hoy

La policía intensificará la vigilancia en el mercadillo

Un coche patrulla de la Policía Local. :: j. m. romero
Un coche patrulla de la Policía Local. :: j. m. romero
  • La delegación de Seguridad Ciudadana toma medidas para evitar un martes negro como el pasado, en el que robaron doce carteras

Que los carteristas hacen lo que pueden en el mercadillo de los martes no es nuevo. Aprovechan las aglomeraciones para apropiarse de lo ajeno. Lo que sí resulta preocupante para el concejal de Seguridad Ciudadana de Mérida es que en una sola mañana, tan solo en varias horas, doce personas fueran víctimas del robo de su cartera mientras paseaban o compraban en el mercadillo del pasado martes. Un martes negro.

Ante esta circunstancia, el delegado de Seguridad Ciudadana y Policía Local, Félix Palma, anuncia que se reforzará la vigilancia policial en este lugar para evitar que se produzcan tantos hurtos. «Siempre hay denuncias por este motivo, pero no de un número tan elevado de personas. No sabemos por qué se dieron tantas el mismo día», indica.

Aunque asegura que ya se reforzó el número de agentes que patrullan todos los martes por el mercadillo con la nueva planificación de los horarios de la Policía Local, anuncia también que durante los próximos martes se reforzará la vigilancia en esta zona comercial. Así, además de poner en la calle a policías locales para patrullar de paisano y seguir contando con la colaboración de los agentes de la Policía Nacional, pide la total colaboración de los ciudadanos. «Es importante que se esté pendiente siempre del bolso y del monedero y cartera para no llevarse grandes disgustos. Así que aconsejamos llevar colgado el bolso delante. También que esté cerrado con cremallera o un broche y, por supuesto, no dejar el bolso o monedero encima del tenderete mientras se mira el género. Siempre tenerlo localizado», señala Palma.

Ni vistos ni pillados

Aunque el concejal asegura no tener muy claro las características de los autores de los robos, dice que deben ser profesionales y que aprovechan los sitios con mucha gente para robar sin ser vistos ni pillados.

En la actualidad, son hasta ocho los agentes que patrullan por el mercadillo de los martes. Desarrollan diversas labores como el control de entrada del personal y de la mercancía, el control de los puestos y del género y artículos que se exponen y venden y las patrullas que pasean por el lugar para garantizar la seguridad. Por eso, Palma asegura que no solo le preocupan los 12 robos cometidos la pasada semana, sino que también le sorprenden.

Declara que los amigos de lo ajeno no solo se llevan carteras, sino que si tienen a mano móviles o cualquier otro objeto de valor, los roban también.

De todas formas, con esto no quiere alarmar a la población y asegura que con la presencia policial y la colaboración ciudadana el robo de carteras y monederos debería descender los próximos martes.