Hoy

Un trabajador, en una empresa de Mérida. :: j. m. romero
Un trabajador, en una empresa de Mérida. :: j. m. romero

El Plan de Empleo Empresa fracasa y recibe tan solo dos solicitudes

  • El concejal de Industria se reunirá con la coordinadora de empresas para analizar por qué no se han presentado más personas

Tan sólo dos solicitudes se han presentado a la convocatoria del Plan de Empleo Empresa, iniciativa puesta en marcha desde el Ayuntamiento, para favorecer nuevas contrataciones en la ciudad. Un número que ha dejado perplejo al mismísimo delegado de Industria. Rafael España no se explica qué es lo que ha podido ocurrir para que tan poca gente se haya interesado por esta iniciativa. De hecho, con este plan el Ayuntamiento esperaba que se hubieran creado en la ciudad al menos medio centenar de nuevas contrataciones. Sorprendentemente, no ha sido así.

Una vez concluido el plazo de presentación de solicitudes, incluso se ha esperado algo más de tiempo por si estas hubieran llegado vía ventanilla única en caso de que se hubieran presentado en otras administraciones. Tampoco ha sido así.

España declara a este diario que para analizar y valorar qué ha pasado y por qué ha tenido tan poco impacto y repercusión el programa en los empresarios de la ciudad se sentará con la coordinadora de empresas. También se tratará en este encuentro la opción de presentarse o no a las próximas convocatorias de esta iniciativa y se verá, además, si es necesario hacer modificaciones que sean viables por parte de los servicios municipales. «Que técnica y jurídicamente sean viables».

Anuncia que hoy mismo se reúne la mesa que valorará las subvenciones. Así, de los 200.000 euros de dotación que tenía el programa, se cubrirán, si todo está correcto, unos 10.000 euros. Esto, en el caso de que los beneficiados por la subvención fueran mujeres y con contrato indefinido.

El concejal indica que se estudian posibles destinos del dinero sobrante, que calcula en unos 180.000 euros. «Podrían servir para inversiones, que podrían ser en infraestructuras o cualquier otro tipo de programa. Pero la idea es recuperar esos créditos y poder aplicarlos, ya que la subvención era con fondos propios».

Las posibles causas

España baraja como posibles causas del fracaso de este programa cuestiones de difusión del mismo o la incompatibilidad de estas subvenciones con las que ofrecen otras administraciones. «Si en otras hay convocatorias similares y con mayor cuantía, puede ser un conflicto o un problema», aclara el concejal.

Otro de los motivos puede ser, según España, el tema de plazos. «Nosotros nos hemos visto un poco obligados por la situación económica y los plazos que teníamos, un poco encorsetados, por las cuestiones de intervención y los informes».

De todas formas, este asegura que «el periodo que marcamos fue para intentar consolidar y prolongar los empleos que se habían podido crear durante la fecha de mayor afluencia turística, que es el verano», explica el concejal de Industria.

Fue el pasado 7 de septiembre cuando la junta de gobierno local aprobaba que se destinaría la cantidad de 200.000 euros a este plan, con el que se pretende conseguir el fomento del empleo en Mérida, uno de los ejes fundamentales del programa electoral del equipo de gobierno actual.

Según las bases de la convocatoria podían optar a estas ayudas aquellas empresas, con menos de quince trabajadores, o autónomos que tengan su centro de trabajo en Mérida. Deberían realizar las contrataciones objeto de la subvención entre el 1 de agosto y el 30 de septiembre. Sólo se podía contratar a personas empadronadas en Mérida con un contrato que sería a jornada completa durante un año, ya sea indefinido o temporal. Y quedaban excluidos los contratos fijos discontinuos, los de formación y los trabajadores en prácticas.

Se subvencionaría un total de 4.000 euros por contrato a los que se añadirían 1.000 euros más si la contratada fuera una mujer. Cada empresa o autónomo podía recibir hasta dos subvenciones.

La fecha de presentación de solicitudes terminó el 15 de octubre y una comisión de valoración ha sido la encargada de resolver las ayudas.

Parece que todos estos requisitos no han calado en el empresariado de Mérida, que no ha concurrido a esta convocatoria como el Ayuntamiento esperaba.

Ahora, el gobierno local se sentará con ellos para saber los motivos por los que no se han presentado a esta subvención. «Será cuando podamos hacer una valoración más objetiva de lo qué ha pasado», sentencia España.