Hoy

Mérida quiere los fondos regionales para cohesionar la ciudad a través del turismo

El Costurero, que acoge el Museo de Mérida, uno de los edificios en los que se quiere intervenir. :: romero
El Costurero, que acoge el Museo de Mérida, uno de los edificios en los que se quiere intervenir. :: romero
  • El delegado de Urbanismo aporta unas pinceladas del documento presentado a la primera convocatoria de los fondos europeos

El equipo de gobierno, con el alcalde Antonio Rodríguez Osuna a la cabeza, está convencido de que la estrategia presentada por Mérida para acceder a los fondos regionales, los DUSI, es la mejor. Por eso se encuentra hoy en Madrid, para informarse en la dirección de fondos regionales de por qué Mérida se ha quedado fuera de la primera convocatoria.

Este documento, de 128 páginas y elaborado por Price Waterhouse Coopers, tiene como fondo el fomento de la participación y el acompañamiento ciudadano, enfocado al turismo como eje vertebrador para potenciar Mérida como una ciudad moderna. Es decir, cohesionar la ciudad a través del turismo. Este sea, previsiblemente, el documento que también presenten a la segunda convocatoria de estas ayudas, cuyo anuncio se hizo efectivo en el BOE el pasado viernes y que Osuna consideró como «una buena noticia».

El delegado de Urbanismo, Rafael España, da algunas pinceladas sobre el contenido de este documento.

Hay que dejar claro que no se presentaba una memoria con proyectos específicos, sino una estrategia de ciudad. Dentro de cinco objetivos estratégicos hay que diferenciar quince líneas de actuación. La primera de ellas se llama 'impulso de la administración electrónica y tarjeta ciudadana de Mérida'. Pretende dar un impulso al desarrollo de la administración electrónica en el propio Ayuntamiento, cuyo beneficiario sería el ciudadano, al que se dotaría de una tarjeta ciudadana. «Un carnet emeritense que facilitara cualquier tipo de trámite de los ciudadanos con la administración local». Con esto se quiere conseguir la simplificación de procedimientos administrativos, aumentar la eficiencia de la administración, aumentar la transparencia. Esto haría que el ciudadano se vinculara más y tuviera una mejor imagen de la administración.

La segunda línea se llama smart turismo, con la que se pretende mejorar la imagen de las pymes para acercarlas más a los visitantes ofreciendo sobre todo las nuevas tecnologías. Que estas empresas incluyan su oferta en la oferta turística de la ciudad para vender Mérida como un todo y no sólo por sus monumentos. «Queremos intentar vender algo más y hacer a los visitantes partícipes de más cosas que el Teatro Romano o La Alcazaba», estima.

La tercera línea trata el tema de ciudad inteligente y se aborda el tema de infraestructuras. Algunos de los objetivos planteados es mejorar el transporte público, reducir los tiempos de aparcamiento con parkings inteligente o crear pasos de peatones inteligentes.

Otra de las líneas es la que se ha llamado 'Mérida abierta y transparente. Estrategia global de gobierno abierto'. Se quiere crear un portal de gobierno abierto para fomentar el diálogo con los ciudadanos y darles mayor participación.

La movilidad urbana sostenible es otro de los puntos recogidos en la estrategia. En este caso, a través de los enclaves patrimoniales. «Se trazan rutas turísticas en todos los monumentos visitables y se potencia el uso del transporte público para descongestionar el casco urbano».

Eficiencia energética

Sobre la eficiencia energética y gestión de la energía, el concejal explica que hay dos puntos importantes. Por un lado, la puesta en servicio de sistemas eficientes, energéticamente hablando, en los edificios de la administración para reducir los costes. Por otro lado, la instalación de sistemas energéticos más eficientes, como calderas de biomasa, en colegios e instalaciones deportivas. «También se incluye la redacción de un plan director de iluminación que, entre otras cosas, se aplicaría para saber cómo se tienen que iluminar, desde un punto de vista turístico, las calles, darle una vuelta al conjunto monumental en cuanto a su iluminación y crear pasos de peatones iluminados». Asimismo, se pretende monitorizar la recogida de residuos sólidos urbanos para saber cómo se encuentran los puntos donde estos se depositan.

Se incluye en esta estrategia potenciar el Museo Abierto de Mérida (MAM) como centro dinamizador del turismo. «Usarlo como un centro de recepción de turistas, facilitando allí toda la información y canalizando toda la oferta turística, tanto pública como privada, de forma que se convierta en el centro emisor de información. Aparte de potenciar las zonas monumentales, también se quiere potenciar otros parajes como Proserpina, las termas de Alange o Cornalvo», explica Rafa España. Relacionado con esto también está la potenciación de las rutas senderistas y para bicicletas que sirvan para unir Mérida con estas tres zonas.

Otra de las líneas pasa por la rehabilitación del patrimonio histórico cultural. Se contempla la puesta en marcha de un plan de rehabilitación, dotado económicamente, para que los ciudadanos puedan beneficiarse y ayuden en la rehabilitación del casco histórico. «Dentro de este paquete queremos llevar a cabo actuaciones en el edificio del Costurero, el convento de las Freylas y el Museo del Agua», indica el concejal.

En cuanto a los espacios degradados e infrautilizados, ya estén en el centro o en barrios castigados por el desempleo como San Lázaro o Juan Canet, se quieren regenerar y ponerlos en valor, así como hacer más partícipes del desarrollo de la ciudad a sus vecinos.

Impulsar los activos naturales y el turismo medioambiental de Mérida y alrededores es otro de los objetivos que pretende este plan. «Queremos potenciar los centros de interpretación que existen creando recorridos por lo que el turista pase, además de visitar los monumentos del casco histórico. Necesitamos fomentar la pernoctación en la ciudad, que aún es escasa», explica.

Dentro del ámbito social inclusivo, hay puntos que reflejan la intención de acercar las tecnologías de la información a las pymes, dándoles información y formación y ayudando a los emprendedores. Sobre el centro comercial abierto, se quiere retomar la idea de hacer un seguimiento integral de los negocios, desde la apertura hasta la consecución de objetivos de los comerciantes.

Potenciar la Mérida cultural es otro de los objetivos y pasa por la integración social de diferentes grupos ciudadanos de diversas edades. Por último, se quiere conseguir una cohesión social construyendo una marca de la ciudad de Mérida de venta al exterior con la cual todos los ciudadanos se sientan involucrados.