Hoy

El hospital no tendrá una nueva máquina de radioterapia hasta 2017

Reflejo de la fachada del Hospital de Mérida en un vehículo aparcado. :: j. m. romero
Reflejo de la fachada del Hospital de Mérida en un vehículo aparcado. :: j. m. romero
  • La Consejería de Sanidad y el SES gestionan la compra de tres unidades, una para Mérida y las otras dos para Cáceres y Badajoz

El Hospital de Mérida tendrá que esperar todavía unos meses, concretamente al próximo año, para poder disponer de una nueva máquina de aceleración lineal, o máquina de radioterapia, destinada a los enfermos de cáncer, dispositivo que ya solicitaron el pasado verano.

Según explican a este diario fuentes de la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales de la Junta de Extremadura, en la actualidad el centro sanitario de la ciudad tiene y utiliza el acelerador lineal y el TAC asociado de siempre.

Como el verano pasado se registraron varias incidencias, los sanitarios se vieron obligados a cerrarlo las horas imprescindibles para su reparación. «Pero desde entonces no ha habido contingencias que hayan perturbado la atención a los pacientes que precisan oncología radioterápica», explican desde la administración regional.

De todas maneras, y para evitar que dicha situación se vuelva a repetir en otra ocasión, la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales y el Servicio Extremeño de Salud gestionan en la actualidad la compra de tres nuevos aceleradores lineales que sustituirán a los más antiguos.

Uno de ellos será para sustituir el del Hospital de Mérida. Los otros dos irán uno para Cáceres y otro para Badajoz.

Precisamente, el actual consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, anunciaba a finales del pasado año la compra de este nuevo aparato de radioterapia. Y aunque dijo que estaría ya en uso para 2016, no se dispondrá de él hasta el próximo año, aunque tampoco se ha detallado a qué altura de 2017.

Mejorar el precio

El precio de cada dispositivo oscila en el mercado actual, según informan estas fuentes sanitarias, entre los dos y los tres millones de euros, según el acuerdo de adquisición. De todas formas, desde la Consejería y el SES esperan que la compra centralizada de los tres previstos, Mérida, Cáceres y Badajoz, haga posible acercarse más a los dos que a los tres millones de euros.

La máquina de aceleración lineal se utiliza para dar tratamiento por radioterapia a pacientes oncológicos. Un acelerador lineal (LINAC, por sus siglas en inglés) personaliza los rayos X de alta energía para que se ajusten a la forma un tumor y destruyan las células cancerosas sin afectar el tejido normal circundante. Cuenta con varios sistemas de seguridad incorporados para asegurar que no emitirá una dosis más elevada que la indicada, y el físico médico lo revisa periódicamente para asegurarse de que funcione correctamente.