Hoy

El traslado de las urgencias al centro Mérida Norte propiciará una mejora en el de San Luis

Usuarios en la entrada del centro de salud de San Luis. :: j. m. romero
Usuarios en la entrada del centro de salud de San Luis. :: j. m. romero
  • Desde mañana empezará a funcionar el servicio de urgencias en el centro de salud de la zona norte

El centro de salud urbano II, también conocido como San Luis, será adecentado y se mejorarán sus instalaciones e infraestructuras ahora que la presión asistencial será menor. Se harán posible estas obras tan necesarias y demandadas porque las urgencias sanitarias, que siempre se han atendido en este centro pasan, a partir del 7 de octubre y de forma exclusiva, al nuevo centro de salud Mérida Norte.

Así lo confirmaron ayer tanto Ceciliano Franco, gerente del SES, como Irene Valle, gerente del área de salud de Mérida, que estuvieron acompañados por el alcalde de Mérida, Antonio Rodríguez Osuna en la presentación del traspaso de urgencias al centro de la zona norte.

De todas formas, aclararon que durante el 5 y 6 de octubre, el servicio de urgencias se atenderá de forma simultánea en los dos centros para que los ciudadanos que aún no se hayan enterado de la nueva ubicación no se queden sin esta asistencia. Esta es una petición que se hizo, según el alcalde, desde el Ayuntamiento y cuya concesión agradece al SES.

Asimismo, se informó que en la redistribución de las urgencias se ha decidido que se mantienen las urgencias domiciliarias en San Luis. A pesar de que no existan urgencias 24 horas en el centro de salud urbano II sí se va a mantener un equipo de atención a urgencias domiciliarias. Es decir, un médico y un enfermero más que se van a dedicar exclusivamente para la atención en los hogares durante todo el año. Para tomar esta opción se ha tenido en cuenta la alta población de personas mayores que residen en esta zona de la ciudad.

El centro de salud urbano II ha funcionado durante muchos años, de manera ininterrumpida durante las 24 horas y los 365 días. Por eso ahora necesita, además con urgencia, una serie de mejoras que repercutan en la mejora asistencial de los pacientes. Ahora es cuando realmente se pueden hacer.

Más espacio y mejor servicio

Las mejoras que se van a llevar a cabo tienen como objetivo disponer de más espacio, tanto para el personal sanitario como para los pacientes, y la prestación de mejores servicios a los usuarios.

Las obras de reforma incluirán la creación de alguna nueva dependencia, la mejora en la accesibilidad del edificio o disponer de un lavabo nuevo de pediatría. También se va a actuar en las goteras de los techos y falsos techos, se cambiarán los marcos de las puertas y algunas de estas, se pondrán nuevos los sistemas eléctricos y de climatización, muy deteriorados por el uso, y se mejorarán los accesos exteriores. Después de reformar y mejorar todos los espacios, el centro se pintará. «Todo esto se hará posible al liberar espacios que antes eran ocupados por profesionales que se han trasladado al centro Mérida Norte», indica Valle. Añade que esto también propiciará que los facultativos del centro de salud de San Luis retomen actividades como charlas o participación comunitaria con la población. A pesar de confirmar estas obras, desde el SES no se ha precisado ni cuándo comenzarán, ni su presupuesto ni la fecha de finalización de las mismas.

Desde mañana entrarán a funcionar las urgencias de noche en el centro de salud Mérida Norte con tres equipos de médico, enfermero, un celador y un vigilante de seguridad.

Durante la tarde se mantendrán las urgencias tal y como están configuradas en la actualidad, con la novedad del refuerzo de la atención en domicilio con un vehículo que se denomina vehículo de intervención rápida, que mejorará la atención en domicilio para toda la ciudad y los pueblos estipulados.

«Con el nuevo servicio, se consigue una importante mejora en la accesibilidad de los pacientes a las urgencias, puesto que el centro de la zona norte está situado en un lugar con cercanas vías de comunicación de gran flujo. También aumenta el espacio para atender las urgencias, así como mejora el equipamiento y las condiciones laborales del personal sanitario, tanto en su horario laboral como de descanso», explica Franco. Añade que también se mejorará mucho la comunicación para las urgencias vitales con el Hospital de Mérida.

Las dependencias de urgencias del nuevo PAC mejoran en la cuestión de espacio, y se pasa de dos salas compartidas a salas independientes tanto para médicos como para enfermeras. Habrá salas para electrocardiograma, para pruebas complementarias, sala de curas, sala de extracciones, sala de cuidados vitales para los problemas críticos o de parada, de observación de pacientes y otra de aerosolterapia dirigida a la población infantil y de la tercera edad y que pueda atender a varios pacientes a la vez.

Con el nuevo centro se pretende descongestionar sanitariamente la ciudad, aunque se da servicio a pueblos de la comarca de Mérida, y se ha optado, según Franco, por una apertura progresiva.

Aclaró que el traspaso de urgencias no se ha hecho durante el verano porque consideraban que no era la mejor época para hacer este traslado y se podía poner en peligro alguna actuación sanitaria.