Hoy

Carmen Yáñez. :: hoy
Carmen Yáñez. :: hoy

El Ayuntamiento solicita a Fomento un edificio anexo al centro de menores

La junta de gobierno celebrada ayer aprobó, entre otros puntos, una petición dirigida a la Consejería de Fomento para que este organismo ceda al Ayuntamiento el edificio anexo al centro de menores Antonio Machado, situado en la avenida Reina Sofía, con el objeto de que pueda ser utilizado para desarrollar proyectos sociales o se convierta en sede de entidades o asociaciones que ahora no disponen de local. Así lo confirmó ayer la portavoz del equipo de gobierno. Carmen Yáñez indica que esperarán que la respuesta del gobierno regional sea afirmativa.

Por otra parte, declaró también que la delegación de urbanismo ha presentado una propuesta para firmar un convenio con la Agencia Extremeña de la Energía (Agenex) que tiene como finalidad que esta entidad pueda ofrecer su asesoramiento técnico y económico en la puesta en marcha de proyectos de eficiencia energética. «Las facturas que llegan al Ayuntamiento del consumo de energía, sobre todo en colegios e instalaciones deportivas, son muy grandes por eso tomamos medidas. Pero queremos ir más lejos y que Agenex nos asesore en cómo optimizar los recursos y cumplir la normativa de eficiencia energética.

Otro de los puntos de la junta de gobierno del que informó Yáñez es el periodo medio de pago a proveedores de los meses de julio y agosto, que se ha situado en 148 y 146 días, respectivamente. «Cuando llegamos al gobierno este plazo era inferior. Pero hay que recordar que no se habían registrado numerosas facturas. El anterior gobierno no presentaba por tanto número reales».

Recordó también que hay que tener en cuenta que asumieron varias facturas de Fomento «que no se habían registrado y cuyo importe estaba en torno a cinco millones de euros». «Lo importante es que las empresas concesionarias de servicios municipales como FCC, Endesa o Vectalia están cobrando cada mes, algo que no ocurría antes, y que los pequeños proveedores han cobrado en julio. Abonamos estas facturas con aproximadamente un mes y medio o dos meses de retraso, para así no perjudicar al tejido empresarial de la ciudad», finalizó diciendo.

Perder una subvención

Por último, la portavoz explicó que el Ayuntamiento ha recibido algo más de 200.000 euros procedentes de una subvención del proyecto Urbes Romanas Transfronterizas, que se desarrolló en 2009 pero que, según Yáñez, «no fue debidamente justificado por el anterior gobierno a pesar de las reiteradas comunicaciones enviadas desde el Ministerio de Economía».

La concejala dijo que en 2011 el PP dejó sin uso la web del proyecto y que desde el ministerio se reclamaba esta justificación con el riesgo de que podría perderse el total de la subvención, que ascendió a más de 1 millón de euros. Ahora, el proyecto se vuelve a retomar.