Hoy

Osuna se compromete a construir un centro para los enfermos de alzhéimer

Solar en Las Abadías donde quiere construirse el centro para las personas con alzhéimer. :: Brígido
Solar en Las Abadías donde quiere construirse el centro para las personas con alzhéimer. :: Brígido
  • Asegura que está en conversaciones con el consejero de Sanidad para buscar financiación para el proyecto que se presentó en 2008

Mérida contará, antes de que finalice esta legislatura, con un centro de estancia diurna para la atención integral a las demencias. O lo que es lo mismo, la ciudad dispondrá en un plazo de tres años de una sede para acoger a los miembros de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer (AFAM).

Ese es el reto, tanto político como personal, que se ha marcado el alcalde de Mérida, Antonio Rodríguez Osuna, para antes de 2019. Un centro que decenas de familias llevan esperando más de ocho años y que se hace muy necesario tanto para el cuidado de estos enfermos como para el apoyo de sus familiares y cuidadores.

Así lo anunció ayer el primer edil durante la presentación de las actividades que esta asociación va a desarrollar varios días en la ciudad con motivo, el próximo 21 de septiembre, del Día Mundial del Alzhéimer.

Asimismo, recordó que aunque desde la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales se crean Unidades de Trastornos Cognitivos en todos los centros dependientes del Sepad, la construcción de este centro se hace «imprescindible». Para ello, confirma, ya está en conversaciones con el consejero de Sanidad, José María Vergeles, para poder afrontar juntos la búsqueda de financiación para la creación de la nueva sede, «un compromiso tanto del Ayuntamiento como de la Consejería». De hecho, asegura, esta fue una de las primeras peticiones que hizo a la Administración regional cuando accedió a la alcaldía.

Hasta la fecha, los enfermos de alzhéimer de la ciudad y sus familiares y cuidadores reciben asesoramiento en el centro de mayores Reyes Huertas, «un lugar que se ha quedado pequeño y que no es el más adecuado para esta labor».

Así lo indica Clara Cubero, la vicepresidenta de la asociación, que recuerda que en la pasada legislatura «no se hizo nada para adelantar la construcción de este centro de recursos propio para la asociación. No ha habido dinero que se destinara a este proyecto, que viene de la época en la que Ángel Calle era alcalde y cuya idea fue presentada en 2008».

Ahora Osuna quiere retomarlo, pues dice que es consciente de lo necesario que es para dar servicio a los más de 1.000 enfermos de alzhéimer que hay en Mérida y comarca. Sólo en la capital autonómica se contabilizan 85 de estos enfermos que están integrados en la asociación, aunque en total superan el centenar de personas las que sufren esta patología u otras demencias.

En Las Abadías

El terreno para la construcción del centro se sitúa en Las Abadías . Existe incluso un proyecto que tendrá que modificarse cuando llegue el momento. Un proyecto que los arquitectos Juan Antonio Ortiz Orueta y Antonio Calvo Custodio confeccionaron de forma gratuita.

Osuna recuerda que Mérida es la única ciudad grande que no cuenta con un centro de estas características. Recuerda que sí disponen de él localidades como Almendralejo, Don Benito o Miajadas. Por eso reitera que en breve mantendrá una reunión con la máxima autoridad sanitaria de la región para dar pasos en este tema y conseguir que entre 2018 y 2019 este centro ya esté funcionando y dando servicios a las familias.

Estaríamos hablando que la nueva sede, cuyo presupuesto de construcción se valoró en su momento en más de 2 millones de euros, es un edificio que se quiere levantar en una parcela de más de 2.100 metros cuadrados de superficie cedida por el Ayuntamiento.

Está situada en la barriada de Las Abadías, junto al recinto ferial y la vía del tren, y tiene unas vistas privilegiadas al río Guadiana. Cuando se presentó el proyecto también se dijo que la construcción del edificio crearía una treintena de puestos de trabajo en la ciudad y cubriría las necesidades de unos setenta enfermos que recibirían atención personalizada durante las 24 horas del día.