Hoy

Fracasa el primer intento para formar una coalición de gobierno en Holanda

Mark Rutte abandona el lugar de las negociaciones para la formación de gobierno en Holanda.
Mark Rutte abandona el lugar de las negociaciones para la formación de gobierno en Holanda. / Alexander Schippers (Efe)
  • La unión de los liberales del VVD, Llamada Democristiana, los centristas del D66 y los verdes de GroenLinks era la gran apuesta del primer ministro holandés, Mark Rutte

Los liberales del VVD, Llamada Democristiana (CDA), los centristas del D66 y los verdes de GroenLinks fracasaron hoy en el intento de formar una coalición de Gobierno en Holanda, tras 61 días de negociaciones.

"La inmigración era un umbral demasiado alto. No han encontrado un punto común en esta cuestión", explicó en rueda de prensa la liberal Edith Schippers, mediadora en las conversaciones, sobre el motivo del fracaso.

Aunque se trata del primer intento de formación de una coalición gobernante desde las elecciones del pasado 15 de marzo, esta era la gran apuesta del primer ministro holandés, Mark Rutte, y obligará a negociar con otros partidos distintos a los verdes.

"Me encantaría formar un Gobierno, pero por desgracia no ha funcionado. Esta ronda ha terminado y ahora vamos a ver qué hacemos", lamentó el líder de los verdes, Jesse Klaver.

Esa formación era la clave de estas negociaciones, ya que se sentaron a la mesa de diálogo con la presión de sus votantes, que rechazan una alianza con partidos de derechas y especialmente con los liberales de Rutte.

Por su parte, el primer ministro calificó de "lamentable" el fracaso de las discusiones y no anunció con quién se intentará formar la coalición a partir de ahora.

"Queríamos seriamente alcanzar un acuerdo, tener éxito, pero fracasamos. Al final, llegamos todos a la conclusión de que no íbamos a ninguna parte", dijo a su salida del Parlamento.

Sybrand Buma, de CDA, se mostró "decepcionado" con este resultado y reconoció que "las diferencias son demasiado grandes, sobre todo en lo que se refiere a la inmigración".

Desde el inicio oficial del diálogo, el pasado 29 de marzo, todas las formaciones políticas hicieron hincapié en las importantes diferencias que tienen entre sí.

Las opciones de los partidos de centroderecha para alcanzar los 76 diputados necesarios para gobernar son Unión Cristiana (UC), el Partido Socialista (PS) o el Partido de la Libertad (PVV), del ultraderechista Geert Wilders.

Wilders celebró hoy el fracaso de las conversaciones y se volvió a ofrecer como opción, aunque todos los partidos holandeses rechazan sentarse a la mesa con él, a pesar de haber quedado segundo en los comicios.

Temas