Hoy

Londres dirá 'Brexit' a Bruselas el 29 de marzo

video

La primera ministra, Theresa May. / Efe

  • La primera ministra, Theresa May, anunciará oficialmente la desconexión británica del bloque europeo para iniciar una cuenta atrás de dos años hacia la salida

  • No había que deshojar la margarita del amor o el desamor, pues solo faltaba por saber la fecha

El Gobierno británico invocará el próximo 29 de marzo el Artículo 50 del Tratado de la Unión Europea, que es el mecanismo por el que un país notifica a los otros miembros de la UE que ha decidido abandonarla. A partir de ese día, los negociadores británicos y de la Unión tienen un plazo de dos años para llegar a un acuerdo, con la posibilidad de extenderlo.

El nuevo embajador británico ante la UE, sir Tim Barrow, informó de la intención de su Gobierno al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, esta mañana y el ministro para la Marcha de la UE, David Davis, emitió una declaración en la que confirmaba que se cumplirá el compromiso anunciado de iniciar la negociación antes del fin de marzo, siguiendo la victoria del 'Brexit' en el referéndum del pasado junio.

"Estamos antes el umbral de la negociación más importante por una generación", ha añadido Davis. "El Gobierno tiene claridad sobre sus objetivos: un acuerdo que funciones para cada nación y región de Reino Unido y también de toda Europa, una nueva asociación positiva entre Reino Unido y nuestro amigos y aliados en la Unión Europea".

El Artículo 50 es parco en detalles y tampoco aclara cómo debe hacerse esa notificación. Podría ser verbal sin infringirlo, pero en los últimas días se ha asumido que Theresa May pondrá en marcha el cronómetro de la negociación mediante una carta, en la que expondrá con algo más de detalle los objetivos del Gobierno. Tusk ha señalado que, 48 horas después de recibir el mensaje británico, presentará a los otros miembros de la UE, las guías para el 'Brexit'.

La negociación contendrá dos partes. En la primera, los negociadores aspirarán a llegar a un acuerdo sobre los aspectos financieros: si quedan obligaciones británicas pendientes por programas en marcha o compromisos presupuestarios, si ha de contribuir a las jubilaciones de funcionarios,... En la segunda, tratarán de esbozar la futura relación de Reino Unido con la UE.

Residentes, rápido

El Gobierno británico ha manifestado su intención de ofrecer a los negociadores de Bruselas un acuerdo inicial e inmediato que ofrezca a los residentes europeos en Reino Unido y a los británicos en la UE los mismos derechos que tienen ahora. Es una negociación con implicaciones sobre la residencia y también sobre acceso a la sanidad o a las pensiones, estatus de los estudiantes,...

El Gobierno británico ha expresado su interés en solapar la negociación sobre las obligaciones financieras y la futura relación. Parece inevitable un nivel de simultaneidad, pues las primeras pueden ser mejor calibradas teniendo en cuenta qué relación tiene Reino Unido con el mercado común en el futuro, o con otras políticas de ámbito europeo.

La incógnita sobra la fecha ha provocado especulación en las últimas semanas. Hace diez días, medios habitualmente bien informados de las cuestiones del Gobierno señalaron que May invocaría el Artículo 50 el pasado martes. La petición de un referéndum independentista por la ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, se interpretó como un intento de enturbiar el día a May.

Medios de nuevo afines al Gobierno negaron que May se hubiese visto forzada al aplazamiento tras la intervención de Sturgeon y decían que el Gobierno siempre planeó invocarlo el 27. Ahora es oficialmente el 29. Y el anuncio se da en la misma mañana en la que May emprende una gira por las naciones y regiones del país para propagar la buena nueva de los beneficios del 'Brexit'.