Hoy

Pedro Dias, el presunto asesino fugado que siembra el miedo en Portugal

Pedro Dias, el presunto asesino fugado que siembra el miedo en Portugal
  • Lleva dos días huido por el centro del país luso, después de matar a dos personas y herir a otras tres en varios tiroteos

Pedro Dias ha logrado acaparar los titulares de la prensa lusa y sembrar el miedo en la comarca donde residía, Arouca, tras dos días huido por el centro de Portugal, después de matar a dos personas y herir a otras tres en varios tiroteos.

La tragedia comenzó el pasado martes, a las siete y media de la mañana cuando, tras ser requerido en un control de carretera en Aguiar da Beira -localidad a 90 kilómetros de la frontera con Salamanca- por dos agentes de la Guardia Nacional Republicana (GNR), Dias, de 44 años, mató a uno de ellos y dejó al otro malherido.

En ese momento emprendió la huida usando, en un principio, el coche oficial de la GNR, donde metió al agente asesinado en el maletero y, minutos más tarde, decidió disparar contra el otro, al que hirió de gravedad junto al coche.

Desde allí acudió a pie hasta la carretera que va de Aguiar da Beira hasta la ciudad de Viseu y, una vez en la vía, paró a un coche y disparó contra sus ocupantes, una pareja vecina de Palhais (pueblo de la comarca de Trancoso, próxima a Salamanca).

El hombre, Luis Pinto, de 29 años, fue encontrado sin vida por la GNR, mientras que su compañera sentimental, Liliane Mara, de 26 años, fue trasladada en estado muy grave al Hospital de Viseu, lugar en el que permanece hospitalizada en "situación crítica", según confirmó hoy a EFE un portavoz de la GNR.

Al parecer, la huida la hizo en el coche que robó a la pareja hasta el pueblo de Algodres, donde lo cambió por una camioneta para emprender de nuevo la fuga, pasando por Sao Pedro do Sul, localidad en la que protagonizó, de nuevo, un tiroteo en el que dejó herido a otro agente.

Desde entonces, y hasta la madrugada de hoy, todo el operativo policial se centró en la Serra da Freita (comarca de Arouca), zona en la que residía el fugado.

Las autoridades policiales aconsejaron a los habitantes de los pueblos de la zona que no salieran de sus casas y permanecieran con las puertas y ventanas cerradas.

Tras dos intensos días de rastreos, el operativo de búsqueda en ese paraje ha sido desmontado, aunque continúan las labores de investigación y rastreo, ya que "no se descarta ninguna opción", según el portavoz de la GNR.

Incluso, se ha establecido una colaboración con la Guardia Civil de España para vigilar los puestos fronterizos.

El presunto asesino, que nació en Angola, antigua colonia portuguesa, es conocido en su lugar de residencia, Arouca, como "Piloto", ya que se sacó la licencia para pilotar en África, a pesar de que no ejerció la profesión, según recogen hoy algunos diarios de Portugal.

Según la GNR, el agente herido en el control de Sao Pedro do Sul ya ha sido dado de alta, mientras que el otro, herido en el control de Aguiar da Beira, evoluciona favorablemente.

El agente asesinado, Carlos Caetano, de 29 años, será enterrado esta tarde en su pueblo natal, Aguiar da Beira, en un funeral que contará con la presencia del Comandante General de la GNR, Manuel Coto, y de la Ministra de Administración Interna de Portugal, Constança Urbano.