Hoy

Líbano exigirá visado a los sirios por primera vez desde la independencia

Refugiados sirios en el campo Al Zaatri, en Jordania.
Refugiados sirios en el campo Al Zaatri, en Jordania. / Afp
  • Las autoridades pretenden frenar el flujo de refugiados en el país, cuya cifra asciende ya a 1.200.000

Las autoridades libanesas exigirán a los ciudadanos sirios que quieran entrar en el país, por primera vez en la historia y a partir del próximo día 5 de enero, la obtención de un visado, con la intención de frenar el flujo de refugiados.

La decisión ha sido anunciada hoy por la Seguridad Nacional, que explicó que en el visado se determinará el objetivo y la naturaleza de la visita. Se calcula que más de un 1.200.000 sirios, entre refugiados y emigrantes, viven en Líbano, cuyas autoridades han denunciado que el país no puede soportar más esta carga.

Los visados, que tendrán seis categorías, serán concedidos en los pasos fronterizos y no en la embajada del Líbano en Damasco. Habrá un visado temporal de negocios o turismo, para el que los demandantes deberán presentar varios documentos, entre ellos una reserva de hotel, y demostrar que transportan el equivalente a 1.000 dólares.

Los estudiantes que deseen proseguir sus estudios en el Líbano obtendrán en un primer momento un visado de siete días para que se puedan inscribir en una universidad y, una vez logrado el documento de inscripción, podrán obtener un visado de mayor duración.

También se contempla la entrega de visados de tránsito de 48 horas para quienes estén de paso en el Líbano y lo puedan demostrar. Además, podrán disfrutar de un permiso de dos días los sirios que deban hacer trámites en una embajada extranjera, previa muestra de la cita.

Las autoridades aduaneras expedirán, asimismo, un visado de 72 horas para aquellas personas que viajen al país de los cedros a recibir tratamiento médico. Por último, se concederá un permiso de estancia valedero por cuatro días a los sirios que no figuren en las categorías anteriores. Pero para su obtención, deberán viajar acompañados de una carta de un ciudadano libanés que se haga responsable de ellos durante su estancia en el Líbano.

Frontera abierta desde 1940

Desde la independencia de Siria y el Líbano en la década de 1940, los ciudadanos de ambos países podían viajar libremente en ambos sentidos presentando sus documentos nacionales de identidad. El pasado octubre, tras la continua llegada de sirios que huyen de la guerra civil desatada en su país en 2012, el ministro de Asuntos Sociales, Rachid Derbas, anunció que solo se permitiría la entrada por "motivos humanitarios".

En declaraciones a la prensa nacional, el embajador de Siria en el Líbano, Ali Abdel Karim Ali, indicó que las autoridades de su país comprendía la medida, pero precisó que "el asunto de entrada y salida de los sirios deberá hacerse en coordinación entre ambos Estados".