Merkel se opone a una acción militar entre Corea del Norte y EE UU

Angela Merkel y Donald Trump./Reuters
Angela Merkel y Donald Trump. / Reuters

China se mantiene al margen de la escalada beligerante mientras Rusia sí ve «muy alto» el riesgo de enfrentamiento

COLPISA / AFPMadrid

La canciller alemana, Angela Merkel, se opuso este viernes a cualquier "solución militar" en Corea del Norte y denunció la actual "escalada" verbal entre el gobierno de Pyongyang y el presidente estadounidense, Donald Trump, después de que éste amenazase con recurrir a las armas.

"No veo una solución militar a este conflicto", dijo Merkel ante varios periodistas en Berlín, al ser preguntada por el tuit de Trump en el que había afirmado que las opciones militares de Estados Unidos están "preparadas para ser desplegadas si Corea del Norte actúa de forma imprudente".

"Alemania participará intensamente en las opciones de resolución no militares, pero considero que la escalada verbal es una mala respuesta", añadió la canciller alemana sobre unas declaraciones de Trump que habían ampliado la escalada verbal entre su régimen y el del líder norcoreano, Kim Jong-un.

China se mantiene al margen

La cúpula diplomática de China, principal apoyo de Corea del Norte, se mantiene al margen en la escalada retórica entre Pyongyang y Washington, sin tomar partido por ninguno de los bandos. Incluso en plena guerra retórica con Kim Jong-un, Trump volvió a señalar hacia la responsabilidad china.

En respuesta, el gobierno de Pekín instó a mostrar prudencia y defendiendo la vuelta a las negociaciones de los Seis (las dos Coreas, Japón, Rusia, China y EE UU) interrumpidas desde 2009. "Pedimos a todas las partes que den muestras de prudencia en sus palabras y sus acciones (...) y refuercen su confianza mutua, en vez de recurrir a las viejas recetas que consisten en encadenar las demostraciones de fuerza", declaró este viernes Geng Shuang, portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores.

China propuso en varias ocasiones una solución para salir de la crisis: que Corea del Norte acabase con sus ensayos nucleares y balísticos mientras EE UU y Corea del Sur ponían fin a sus ejercicios militares conjuntos. Pero Trump y el régimen de Kim Jong-Un no parecen dispuestos a entablar el diálogo deseado por Pekín.

Riesgo «muy alto» para Lavrov

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, por su parte consideró "muy alto" el riesgo de un enfrentamiento militar entre EE UU y Corea del Norte, recordando que el Ejecutivo de Moscú se opone terminantemente a que Pyongyang posea armamento nuclear.

"Considero que el riesgo es muy alto. Especialmente teniendo en cuenta la actual retórica: suenan claras amenazas del uso de la fuerza", dijo Lavrov a varios medios locales y admitiendo que la diplomacia de Moscú está "muy preocupada" mientras Corea del Norte mantenga "que tiene derecho a fabricar armas nucleares y que incluso ya las tiene".

"Los comentarios sobre que hay que asestar un ataque preventivo a Corea del Norte y los afirmaciones desde Pyongyang de que hay que atacar la isla de Guam no cesan y eso es algo que nos preocupa mucho", señaló el jefe de la diplomacia rusa pero sin plantearse qué ocurriría si estallara un conflicto y asegurando que hará todo lo posible para evitarlo.

"Opino que cuando la situación desemboca prácticamente en una pelea, el que debe dar el primer paso para alejarse de esa peligrosa línea es el más fuerte y listo", zanjó el ministro ruso en clara alusión al Ejecutivo encabezado por Trump.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos