Puerto Rico pide ayuda a Washington: «Nos estáis matando con vuestra ineficacia»

La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz (i), abraza a una mujer. / Thais Llorca (Efe)

La alcaldesa de San Juan ha pedido a las autoridades federales que aceleren la llegada de ayuda tras el paso del huracán María y ha condenado la «ineficacia» de la administración Trump en su gestión de la crisis

EUROPA PRESSNueva York

La alcaldesa de la ciudad de San Juan de Puerto Rico, Carmen Yulín Cruz, ha pedido este sábado a las autoridades federales norteamericanas que aceleren la llegada de ayuda tras el paso del huracán María al tiempo que condenó la "ineficacia" demostrada por la administración Trump en su gestión de la crisis.

"Esto es lo que hemos recibido la pasada noche en ayuda federal: tres palés con agua, tres palés de comida, y doce palés de comida infantil. Se lo he dado todo a la gente de la localidad de Comerio, que están bebiendo directamente del arroyo. Así que ya está bien de ser educada. Ya está bien de ser políticamente correcta. Estoy cabreadísima", ha declarado la alcaldesa.

"Nos estamos muriendo y nos estáis matando con vuestra ineficacia y con vuestra burocracia", ha declarado la alcaldesa tras conocer además que miles de contenedores, la mayoría repletos de comida, llevan días detenidos en el puerto de San Juan sin poder salir por problemas logísticos.

La mayoría de estos problemas están asociados a la ley Jones que restringe el tráfico naval entre puertos norteamericanos, y de la que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acabó eximiendo a Puerto Rico el pasado jueves tras días de dilaciones y a petición del gobernador portorriqueño, Ricardo Rosselló.

Según la citada ley, en la isla sólo podían atracar barcos con bandera estadounidense. Varios congresistas llevaban días reclamando a la Casa Blanca que se levantara esta restricción y se hiciera una excepción como ya se hizo durante el huracán 'Harvey'.

Desde Aduanas y Protección Fronteriza se argumentó entonces que las embarcaciones estadounidenses contaban con "capacidad suficiente" para hacer frente a la situación y que aunque se retiraran las prohibiciones, la entrada a Puerto Rico de ayuda humanitaria y petróleo se vería impedida por el mal estado en el que han quedado los puertos.

El miércoles, el magnate había rechazado levantar las restricciones marítimas a Puerto Rico y había defendido la gestión de su administración.

Fotos

Vídeos