Hoy

Trump promete un informe sobre el espionaje ruso en 90 días

Trump habla en una conferencia.
Trump habla en una conferencia. / Reuters
  • El presidente electo dice que su servicio de inteligencia tilda de «falso» el informe que alega que Rusia tiene información comprometedora del magnate

El presidente electo de EE UU, Donald Trump, ha prometido este viernes que su equipo tendrá un informe completo en un plazo de 90 días sobre el supuesto espionaje ruso durante las elecciones estadounidenses.

"Mi equipo tendrá un informe completo sobre la piratería en 90 días", indicó el multimillonario republicano en su cuenta de twitter al referirse a la presunta intervención de Rusia en las elecciones de Estados Unidos y a las informaciones de que Moscú tiene datos comprometedores sobre su vida privada.

"Ahora resulta que las acusaciones falsas contra mí fueron organizadas por mis opositores políticos y un espía fracasado que teme ser demandado", agregó Trump en una serie de mensajes en la red social.

"Noticias falsas. Rusia dice que no existe nada", explicó Trump antes de añadir que todo esto fue probablemente difundido por los servicios de inteligencia sabiendo que no había pruebas.

El jueves el presidente electo ya advirtió de que el director nacional de inteligencia, James Clapper, había tildado de "falso" el informe que alega que Rusia tiene información comprometedora del magnate y que podría usarla para intentar chantajearle durante su mandato.

"James Clapper me llamó ayer para denunciar el informe falso y ficticio que circuló ilegalmente. Inventado, hechos falsos. ¡Qué lamentable!", señaló Trump ayer en su cuenta de la red social Twitter.

Contactos de Trump con el Kremlin

Por su parte, Clapper emitió un comunicado sobre su conversación con Trump, en el que afirmó que le informó de que ese informe "no es producto" de los servicios de inteligencia de Estados Unidos. No obstante, Clapper no dijo en ningún momento que el informe sea "falso", como sostiene Trump.

Ese informe, elaborado por un antiguo espía británico y publicado íntegramente por la web Buzzfeed, detalla supuestos contactos del equipo de Trump con el Kremlin, espionaje de Rusia al presidente electo y la posibilidad de que esa información sea utilizada para chantajearle durante su Presidencia.

Las informaciones del dossier íntegro publicado por Buzzfeed citan fuentes que afirman que miembros del equipo de Trump se reunieron con integrantes del Gobierno ruso.

Esas fuentes también aseguran tener constancia de encuentros del magnate con prostitutas en un hotel de Moscú, en el que los servicios secretos rusos habían supuestamente instalado cámaras y micrófonos.

La oficina del presidente electo ha negado categóricamente el contenido y la veracidad de ese informe.

Guerra abierta entre Trump y sus espías

Aún no investido presidente, Donald Trump profundiza la brecha con sus futuros servicios de inteligencia, a quienes acusa públicamente de incompetencia y deslealtad, mientras que sus ministros designados expresan respeto por esos grupos.

El jueves, durante su audiencia de confirmación ante el Congreso, el futuro director de la CIA Mike Pompeo vivió un momento incómodo, ya que fue designado para dirigir la más célebre de las agencias de inteligencia por un presidente electo que se burló de ella. En Twitter, y también tras su primera conferencia de prensa desde que fuera elegido el 8 de noviembre, Trump acusó públicamente a los servicios de inteligencia de estar detrás de la difusión por la prensa de un informe no verificado que evoca sus presuntos vínculos de larga data con Rusia y otras informaciones comprometedoras.

Los jefes de las agencias de espionaje estadounidense presentaron a Trump un resumen de este reporte el viernes pasado, según CNN y otros medios. "Es un escándalo, un escándalo, que las agencias de inteligencia hayan permitido (la publicación) de una información que se reveló errónea y falsa", criticó Trump, agregando que "es el tipo de cosas que hubiera hecho e hizo la Alemania nazi".

También criticó el papel de los medios, en particular al sitio Buzzfeed, el primero en subir a la web este informe, calificado por Trump como "un montón de basura". Sus críticas hicieron que fuera contactado telefónicamente por el director de los servicios de inteligencia, James Clapper, quien le dijo estar "consternado" por la difusión pública de este documento no verificado que lo vincula con Rusia. Clapper también afirmó que sus servicios no eran responsables de estar detrás de ese documento ni de su difusión.