Hoy

Trump carga contra Schwarzenegger, su sucesor en el programa 'The Apprentice'

Combo de imágenes de Arnold Schwarzenegger y Donald Trump.
Combo de imágenes de Arnold Schwarzenegger y Donald Trump. / Paul J. Richards (Afp)
  • El actor, que apoyó a un candidato demócrata por primera vez desde que logró la ciudadanía estadounidense en 1983, ha logrado una cifras de audiencia muy lejanas respecto a las del magnate

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, ha atacado desde su cuenta de Twitter al actor Arnold Schwarzenegger por su baja audiencia como presentador del programa 'The Apprentice' ('El Aprendiz'), puesto en el que le ha sucedido.

"Guau, han salido los datos de audiencia y Arnold Schwarzenegger fue abrumado (o destruido) en comparación con la máquina de audiencia, DOJ (las siglas de Donald J. Trump)", afirmó Trump desde su hiperactiva cuenta de la red social.

"Y eso que es una estrella de cine y fue la temporada 1 comparada con la 14. Ahora comparadlo con mi primera temporada. Pero a quién le importa, él apoyó a (el precandidato presidencial republicano) John Kasich y (la candidata demócrata) Hillary Clinton", agregó el multimillonario en una serie de mensajes.

Schwarzenegger sucedió a Trump como presentador del programa de televisión 'The New Celebrity Apprentice' este lunes. La audiencia del actor de 'Terminator' esta semana fue de 4,9 millones de telespectadores, frente a los 18,5 millones del primer episodio con Trump en 2004.

El presidente electo de EE UU se mantiene como productor ejecutivo del "reality show" que emite la cadena NBC y en el que él ejercía de juez implacable ante jóvenes emprendedores que aspiraban a un contrato para trabajar en una de sus empresas.

Schwarzenegger, republicano y que fue gobernador de California, replicó a través de la misma red social a Trump que espera que el futuro presidente trabaje por todos los estadounidenses "de manera tan agresiva como había trabajado por su audiencia".

En octubre, el actor emitió un comunicado en el que señaló que, por primera vez desde que se convirtió en ciudadano estadounidense en 1983, no votaría por el candidato republicano a la Casa Blanca.