Hoy

Corea del Norte arremete contra las nuevas sanciones de EE UU

Kim Jong-un visita una unidad militar.
Kim Jong-un visita una unidad militar. / Efe
  • Pyongyang vuelve a negar su responsabilidad por el ciberataque de que fue objeto Sony, aunque tacha de "película repugnante" a 'The Interview'

Corea del Norte ha rechazado las nuevas sanciones impuestas por EE UU al régimen comunista como respuesta al ciberataque de Sony y las ha calificado de "medidas hostiles" de Washington, según ha informado la agencia estatal norcoreana KCNA.

"La persistente y unilateral medida de la Casa Blanca de abofetear con sanciones a RPDC (Corea del Norte) claramente demuestra la empedernida repugnancia y hostilidad que sienten hacia la RPDC", ha dicho un portavoz del Ministerio de Exteriores citado en inglés por la KCNA.

El pasado viernes el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, autorizó la imposición de nuevas sanciones contra Pyongyang en respuesta al "destructivo" ataque contra Sony, del que Washington responsabiliza al régimen norcoreano. Las nuevas medidas anunciadas por la Casa Blanca afectan a tres entidades norcoreanas, incluida una agencia de inteligencia gubernamental, y a diez personas que trabajan para esas empresas y para el Gobierno norcoreano.

"Una película repugnante"

El Gobierno de EE UU reaccionó así al ciberataque sufrido el pasado 24 de noviembre por Sony, que la Casa Blanca atribuye a Corea del Norte y que cree que fue en respuesta a 'The Interview', una comedia sobre un complot estadounidense para asesinar al líder norcoreano, Kim Jong-un.

Pyongyang, a pesar de haber criticado duramente el estreno de la película, ha repetido en varias ocasiones que no es responsable de los ataques informáticos al estudio cinematográfico y ha pedido a EE UU que demuestre sus acusaciones. En este sentido, el portavoz de Exteriores ha asegurado que "Sony Pictures Entertainment ha producido una película repugnante que agita abiertamente el terrorismo contra un Estado soberano", pero ha vuelto a negar la autoría norcoreana en el ataque informático.

"Muchos países se han posicionado en contra de las afirmaciones absurdas de los Estados Unidos, además de los principales medios de comunicación y prestigiosos expertos de EE UU y Occidente, que sostienen que el reciente ataque informático no fue realizado por Corea del Norte", ha apuntado.

El comunicado asegura que la hostilidad de Washington tiene como objetivo "salvar su cara y empañar la imagen de Corea del Norte en el ámbito internacional" por lo que recuerda que las sanciones no sólo no debilitarán al régimen sino que tendrán un "efecto contraproducente".