Hoy

Dimite Humberto de la Calle, jefe de la delegación de paz del Gobierno colombiano

    El jefe negociador del Gobierno en los diálogos de paz, Humberto de la Calle.
    El jefe negociador del Gobierno en los diálogos de paz, Humberto de la Calle. / Efe
    • Santos: «No me rendiré y seguiré buscando la paz en Colombia»

    • El presidente colombiano afirma que tras el 'no' en la votación "se abre una nueva realidad política" que es una "oportunidad" para el país

    El jefe del equipo negociador del Gobierno colombiano, Humberto de la Calle, ha puesto su cargo a disposición del presidente, Juan Manuel Santos, tras el triunfo del 'no' en el plebiscito celebrado el domingo para que la ciudadanía se pronunciara sobre el acuerdo de paz firmado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

    De la Calle ha asumido de esta forma su responsabilidad política por la derrota en las urnas de los acuerdos de paz, cuya elaboración ha liderado durante los últimos cuatro años en la mesa de negociaciones de La Habana. Es la primera dimisión a causa del plebiscito.

    Por su parte, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ha reconocido la victoria del 'no' en el plebiscito sobre el acuerdo de paz firmado con la guerrilla de las FARC y dijo que con esta votación "se abre una nueva realidad política" que es una "oportunidad" para el país.

    En una alocución en cadena nacional, Santos dijo que al convocar al electorado "la mayoría, así sea por estrechísimo margen, ha dicho que 'no'; soy el primero en reconocer este resultado", manifestó.

    Santos ha ordenado ahora a los negociadores de paz del Gobierno que viajen a La Habana para informar a las FARC sobre un diálogo nacional que convocará tras ser rechazado el acuerdo de paz en el plebiscito.

    "He dado instrucciones al jefe negociador del Gobierno (Humberto de la Calle) y al Alto Comisionado de Paz (Sergio Jaramillo) para que viajen mañana mismo a La Habana a mantener informados a los negociadores de las FARC sobre el resultado de este diálogo político", ha anunciado Santos en una alocución al país.

    El mandatario ha señalado que a pesar del resultado, seguirá buscando superar más de medio siglo de guerra con la guerrilla marxista. "No me rendiré y seguiré buscando la paz hasta el último día de mi mandato porque ese es el camino para dejarle un mejor país a nuestros hijos", señaló el mandatario.

    El líder colombiano ha resaltado que "el alto el fuego - que entró en vigor el pasado 29 de agosto - seguirá vigente porque todos los colombianos, sin excepción, quieren la paz", al tiempo que ha anunciado que la delegación gubernamental viajará mañana a La Habana para reunirse con los delegados de las FARC.