Hoy

El fiscal denuncia a la presidenta argentina por encubrir a Irán en el atentado de la AMIA

Cristina Fernández.
Cristina Fernández. / Reuters
  • Acusa a Cristina Fernández de ordenar "abandonar la investigación de la causa" y buscar "librar de toda sospecha a los imputados iraníes" en el atentado que dejó 85 muertos en 1994

Un fiscal federal ha denunciado este miércoles a la presidenta argentina, Cristina Fernández, por una presunta negociación para encubrir a los iraníes prófugos acusados del atentado contra la mutual judía AMIA, que causó 85 muertos en 1994, han confirmado fuentes de la Fiscalía.

Alberto Nisman, titular de la Unidad Fiscal Especial de Investigación del Atentado a la AMIA, pidió citar a declaración indagatoria a Fernández y al canciller argentino, Héctor Timerman, y solicitó un embargo preventivo de bienes por la suma de doscientos millones de pesos (23,2 millones de dólares).

Además, según las mismas fuentes, la denuncia alcanza al diputado Andrés Larroque, el militante kirchnerista Luis D'Elia y personal de la secretaría de Inteligencia de la Presidencia argentina, entre otros.

En una demanda penal de cerca de 300 páginas, Fernández fue denunciada por los delitos de "encubrimiento agravado, incumplimiento de deber de funcionario publico y estorbo del acto funcional".

Según el comunicado, la denuncia fue presentada tras reunir evidencias mediante escuchas telefónicas sobre las maniobras del Gobierno argentino para "borrar a Irán del caso AMIA".

En la denuncia se acusa a Fernández de haber ordenado "abandonar la investigación de la causa" por el atentado terrorista y de haber buscado "librar de toda sospecha a los imputados iraníes". "Decidió fabricar la inocencia de Irán", dijo Nisman en el documento.

Negociaciones en 2011

De acuerdo al fiscal, las negociaciones con Teherán comenzaron en 2011, cuando Fernández decidió acercarse a Irán para "restablecer relaciones comerciales plenas" con el país asiático con el objetivo de superar "la crisis energética argentina mediante un intercambio de petróleo por granos" e "incluso venderle armas".

El atentado contra la AMIA, el 18 de julio de 1994, causó 85 muertos y 300 heridos, y fue el segundo contra un espacio judío en Argentina.

Dos años antes había explotado una bomba frente a la embajada de Israel en Buenos Aires que causó 29 víctimas fatales.

La comunidad judía atribuye a Irán y a la organización Hizbulá la planificación y ejecución de ambos atentados.