Hoy

Amnistía Internacional denuncia que Grecia ha devuelto de forma ilegal a Turquía a ocho refugiados sirios

Un grupo de refugiados espera ante un comisaría de la isla griega de Kos.
Un grupo de refugiados espera ante un comisaría de la isla griega de Kos. / Yannis Kolesidis (Efe)
  • Los migrantes han denunciado que las autoridades griegas les mintieron y les dijeron que les trasladaban a Atenas

Amnistía Internacional (AI) ha denunciado este viernes que Grecia ha devuelto a Turquía de forma ilegal a al menos ocho personas -entre los que se encontraban cuatro niños menores de 5 años-, a pesar de que habían pedido asilo formalmente en el país, de acuerdo con los testimonios de varios refugiados sirios.

El 9 de octubre los ocho refugiados sirios fueron rescatados en aguas griegas cuando su embarcación, que viajaba desde Turquía a Italia, sufrió problemas y tuvo que pedir socorro, por lo que fueron trasladados a la isla de Milos. En el momento en el que pisaron la isla, los ocho sirios pidieron asilo en Grecia.

No obstante, fueron devueltos a Turquía el 20 de octubre. Los refugiados han denunciado que las autoridades griegas les mintieron y les dijeron que les trasladaban a Atenas. En vez de ir a Atenas, fueron enviados a la ciudad turca de Adana bajo la supervisión de oficiales de la Agencia de Fronteriza de la Unión Europea (Frontex).

Desde AI han denunciado que el comportamiento de las autoridades griegas y Frontex supone una grave violación del Derecho Internacional y de las normas de la UE. "La autoridades griegas y la Unión Europea han insistido en numerosas ocasiones en que todos lo refugiados sirios que llegan al país están recibiendo la asistencia adecuada y que todas sus solicitudes se están procesando, pero las pruebas y los testimonios que hemos presentado demuestran que la realidad es muy distinta", ha señalado el director de AI en Europa, John Dalhuisen.

"Estos refugiados han sido traicionados por un sistema que no sólo ha fallado a la hora de ofrecerles la protección que necesitan, sino que ni siquiera se ha parado a considerar si necesitaban o no protección", ha añadido Dalhuisen.

Los investigadores de Amnistía Internacional han podido hablar con dos de los refugiados sirios que han sido devueltos en caliente por Grecia, entre ellos un hombre que viajaba con su mujer y sus cuatro hijos. La organización también ha tenido acceso a las solicitudes de asilo que presentaron los ocho ciudadanos sirios y está investigando los casos de dos personas más que también fueron devueltas a Turquía de forma ilegal en el mismo vuelo.

"Cuando vi la bandera turca en el aeropuerto, todos mi sueños se vinieron abajo", ha explicado uno de ellos. "Nos mintieron", ha añadido. Los refugiados han denunciado que mientras estuvieron retenidos en el Centro de Recepción e Identificación para Refugiados de la isla de Leros, se les fue denegado el acceso a un abogado proporcionado por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

ACNUR también ha expresado su preocupación por este caso de devoluciones en caliente. De acuerdo con las investigaciones de AI, es muy probable que se hayan producido más devoluciones ilegales de refugiados a Turquía desde Grecia.

En el momento en el que una persona pide asilo político en un país, el Gobierno de ese Estado tiene la obligación de procesar dicha solicitud y ofrecer refugio a la persona hasta que su solicitud sea resuelta. En el caso de que la persona no tenga constancia de que puede solicitar asilo, las autoridades deben comunicárselo.