Hoy

La OTAN cierra la sede del comando central en Afganistán ante el fin de la misión

Oficiales de seguridad afganas marchan durante su ceremonia de graduación celebrada en Herat (Afganistán).
Oficiales de seguridad afganas marchan durante su ceremonia de graduación celebrada en Herat (Afganistán). / Efe
  • «Esta es una transformación histórica y refleja lo que nuestra coalición ha logrado con nuestros socios afganos», dijo el general John Campbell

Las banderas en la base de la OTAN ubicada en el aeropuerto de Kabul han sido retiradas durante una ceremonia que marca el cierre de la sede, desde donde la misión internacional ha organizado sus operaciones en el país.

La misión de combate contra los talibanes de la OTAN finaliza el 31 de diciembre, aunque cerca de 12.500 tropas permanecerán en el país para formar a las fuerzas afganas.

Durante la ceremonia de cierre de la sede de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad de la OTAN (ISAF), ubicada en el aeropuerto de Kabul, el comandante de las tropas estadounidenses, el general John Campbell, celebró los logros de la misión. «Esta es una transformación histórica y refleja lo que nuestra coalición ha logrado con nuestros socios afganos», dijo Campbell.

Para el general Campbell, con el fortalecimiento de las tropas afganas, el enfoque de la misión pasó de estar centrado en las operaciones de combate, a estar centrado en la construcción de sistemas y de procesos para afirmar su sustentabilidad a largo plazo. «Hicieron un buen trabajo, tan bueno que han conseguido quedarse sin trabajo», dijo Campbell en su discurso.

Sin embargo, después de que este año se registraran un récord de ataques contra las fuerzas de seguridad en Kabul, han crecido los temores de tras el fin de la misión de la OTAN el país se desestabilice.

En 2010 llegaron a combatir en Afganistán un máximo de 130.000 soldados de la OTAN, como parte de la intervención occidental iniciada a fines de 2001.

Sin embargo, el jefe del ejecutivo afgano Abdulá Abdulá, dijo el domingo que la retirada de las tropas de la OTAN es «demasiado abrupta».