Hoy

Rusia y separatistas esperan reunirse esta semana con Kiev para sellar tregua

  • "Hemos confirmado nuestra disposición a celebrar la reunión del Grupo de Contacto (Ucrania, separatistas, Rusia y la OSCE) en los próximos días", dice Yuri Ushakov, asesor del Kremlin

El Kremlin y los separatistas prorrusos expresaron hoy su confianza en que esta semana se reanuden las consultas con Ucrania en Minsk con mediación de la OSCE para la firma de una nueva tregua.

"Hemos confirmado nuestra disposición a celebrar la reunión del Grupo de Contacto (Ucrania, separatistas, Rusia y la OSCE) en los próximos días. Estamos haciendo todo lo posible para que se celebre esta semana", dijo Yuri Ushakov, asesor del Kremlin, a medios locales.

Mientras, los separatistas se mostraron convencidos de que la reunión tendrá lugar esta semana, aunque la fecha aún está en el aire, ya que Kiev propone el 9 de diciembre y los líderes rebeldes de Donetsk apuestan por el día 12.

"Las negociaciones según el formato de Minsk tendrán lugar esta semana tan pronto como Kiev confirme la agenda, que se está abordando en estos momentos", apuntó Denís Pushilin, negociador de la autoproclamada república popular de Donetsk.

Pushilin explicó que los insurgentes quieren discutir en la capital bielorrusa asuntos como una nueva tregua, el repliegue de la artillería y las lanzaderas de misiles, o el canje de prisioneros de guerra por listas consensuadas.

Además, también insisten en tratar el gradual levantamiento del bloqueo económico impuesto a las zonas rebeldes por Kiev y la entrada en vigor de las leyes que conceden tres años de autonomía a los separatistas y amnistía a los milicianos.

El dirigente rebelde acusa a Kiev de "no formular posiciones claras" sobre el bloqueo económico -en alusión a la decisión de Kiev de suspender los servicios bancarios y evacuar a la administración pública de la zona- y las citadas leyes.

"Puede ser que ellos quieran evitar decisiones concretas para ahogar económicamente a las repúblicas populares y así eludir el necesario diálogo político con nuestros pueblos. Pueden esperar sentados. Insistiremos en que Kiev responda con claridad a nuestras preguntas", comentó.

La pasada semana Ucrania y los separatistas acordaron una nueva tregua a partir del 9 de diciembre, aunque quedaron a expensas de plasmar el acuerdo de manera documental.

Entonces, el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, encomendó a los ministros de Defensa e Interior, a los servicios de seguridad y a la Guardia Nacional que tomaran las medidas necesarias para garantizar el cese de las hostilidades en la zona de conflicto.

Las fuerzas gubernamentales y las milicias separatistas acordaron a principios de esta semana un alto el fuego en el aeropuerto de Donetsk, epicentro de los más cruentos combates desde hace semanas, pero ambas partes se acusan desde entonces de violarlo.

El mando militar ucraniano ha reconocido que más de 400 soldados han perdido la vida en combates con las milicias prorrusas desde el alto el fuego declarado el pasado 5 de septiembre en Minsk.

Por el momento, los bandos no han logrado acordar una línea de separación ni han retirado el armamento pesado de la zona de seguridad de 30 kilómetros, a lo que se comprometieron al firmar el 19 de septiembre el Memorándum de Paz de Minsk.