Hoy

Erdogan apela a superar diferencias para abrir una nueva etapa en Turquía

Erdogan, durante su primer discurso tras proclamarse vencedor de las elecciones presidenciales

Erdogan, durante su primer discurso tras proclamarse vencedor de las elecciones presidenciales / Efe|

  • La Comisión Electoral turca ha confirmado la victoria del actual primer ministro en las elecciones presidenciales por un 51,8% de los votos

  • Su rival más cercano, Ekmeleddin Ihsanoglu, obtiene el 38,5% y Selahattin Demirtas, el 9,8%, con el 99% del voto escrutado escrutinio

El primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, se ha comprometido a abanderar "un nuevo período de reconciliación social" en el país según ha proclamado en su primer discurso tras proclamarse vencedor de las elecciones presidenciales este domingo.

"Aquí no hay perdedores. El único derrotado ha sido el 'statu quo'" ha hecho saber Erdogan ante miles de simpatizantes en Ankara. "Voy a iniciar", ha asegurado en declaraciones recogidas por 'Hurriyet', "una nueva era de reconciliación social y a dejar atrás todas las disputas de la Vieja Turquía".

La Comisión Electoral turca ha confirmado la victoria por mayoría absoluta en las elecciones presidenciales celebradas del actual primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, lo que le convierte en el nuevo jefe de Estado electo.

Con el 99% escrutado, Erdogan ha ganado en primera vuelta con un 51,8% de los votos, por lo que sucederá al saliente presidente Abdulah Gül para un mandato de cinco años. Su rival más cercano, el académico Ekmeleddin Ihsanoglu, obtuvo el 38,5% y el activista kurdo Selahattin Demirtas, el 9,8%, según el diario Hürriyet.

"El 99% de los votos han sido escrutados. Los votos sin contar no van a alterar el resultado", indicó en un comunicado el presidente de la Comisión Electoral, Sadi Güven, quién precisó que mañana se darán los datos finales de los comicios.

"Erdogan ha logrado la mayoría absoluta de los votos válidos. Hemos decidido por tanto que no hay necesidad de preparar una segunda vuelta", se indica en la nota.

El presidente de Turquía tiene poderes limitados y un papel más bien ceremonial, aunque Erdogan ha subrayado que quiere emprender una reforma legal para otorgar más poder al jefe del Estado.

Para esa reforma se requiere un cambio constitucional que solo sería posible con una amplia victoria del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), que lidera Erdogan , en las elecciones legislativas de 2015. Para enmiendas constitucionales se requiere el respaldo de dos tercios del Parlamento turco.

Hasta entonces Erdogan ha prometido una presidencia "activa", utilizando todas las funciones del cargo, como la posibilidad de convocar y presidir las reuniones del gabinete de ministros.

Erdogan , que ha estado al frente del Gobierno turco los últimos doce años, no ha ocultado su deseo de seguir en el poder al menos hasta 2023, cuando se conmemora el centenario de la fundación de la República Turca, y con Turquía , prometió, dentro del club de las diez mayores economías del planeta. Unos 53 millones de turcos estaban llamados a las urnas y la participación se situó en el 74%, muy por debajo del 89% registrado en las elecciones locales de marzo pasado. Todos los analistas coincidieron en que una menor participación beneficiaría a Erdogan , ya que su electorado conservador es más fiel que el de los partidos laicos de la oposición.