La reina Isabel II y el príncipe Felipe celebran su 70 aniversario de boda

La reina Isabel II y el príncipe Felipe. /Reuters
La reina Isabel II y el príncipe Felipe. / Reuters

Aunque la pareja no participará en actos públicos conmemorativos, las campanas de la abadía de Westminster, donde se casaron, sonarán en Londres para rendirles homenaje

COLPISA / AFP

La reina Isabel II de Inglaterra y Felipe de Edimburgo celebran este lunes 70 años de matrimonio, convirtiéndose así en la primera pareja real británica que alcanza sus bodas de titanio. Es un nuevo récord para la reina, decana de los monarcas del mundo, que ascendió al trono en 1952 a la edad de 25 años. El duque de Edimburgo ostenta, por su parte, el récord de longevidad de los consortes reales en Reino Unido, tenido anteriormente por la reina Carlota, esposa de Jorge III durante 57 años.

Aunque la pareja no participará en actos públicos conmemorativos, las campanas de la abadía de Westminster, donde se casaron el 20 de noviembre de 1947, sonarán en Londres para rendirles homenaje.

Con ocasión del aniversario, el palacio de Buckingham desveló dos imágenes de la pareja, tomadas a primeros de mes en el salón blanco del castillo de Windsor por el fotógrafo británico Matt Holyoak. En una de ellas, la reina Isabel luce un vestido de color crema que ya había llevado en sus bodas de diamante, hace 10 años, y un broche de oro amarillo, con un rubí y un diamante regalado por su esposo en 1966. Éste, en traje gris y corbata morada, aparece a su lado. La empresa de correos británica, Royal Mail, editó seis sellos en blanco y negro que representan a la pareja durante su noviazgo, su boda y su luna de miel.

"Es mi roca"

Isabel II y el príncipe Felipe tuvieron cuatro hijos (Carlos, Ana, Andrés y Eduardo), ocho nietos y cinco bisnietos. Se espera que el sexto bisnieto, tercer hijo de Guillermo y Catalina, nazca en el próximo mes de abril. La pareja real vivió junta siete décadas, de las cuales la más difícil fue sin duda la de los noventa, con el divorcio de tres de sus hijos y la muerte, en 1997, de la princesa Diana en un accidente de tráfico.

Pese a sus temperamentos bastante distintos -la reina es comedida y su esposo, más impulsivo-, siempre mostraron su unidad, aunque cierta prensa británica hizo negocio con las supuestas infidelidades del príncipe. "Es mi roca", dijo un día Isabel II a propósito de su marido. "Mi primer, segundo y último empleo es no abandonar nunca a la reina", afirmó él en otra ocasión.

A sus 96 años, Felipe de Edimburgo decidió en agosto retirarse casi totalmente de la vida pública, lo que le ha permitido ganar tiempo para pintar y leer, mientras la reina ha empezado, a los 91 años, a delegar actos oficiales en su hijo y heredero al trono Carlos, de 69. El pasado 12 de noviembre, Carlos depositó una corona de flores en memoria de las víctimas de conflictos durante el 'Día del Recuerdo', sustituyendo a su madre que observaba la ceremonia desde el balcón del ministerio de Relaciones Exteriores, al lado de su marido.

Isabel apenas tenía 13 años cuando se vio deslumbrada por Felipe, un cadete de Marina rubio de 18 años, miembro de la familia real griega que tuvo que huir del país. Pasaron ocho años -que incluyeron una guerra mundial en la que él combatió- hasta que se casaron con gran pompa en la abadía de Westminster. Antes de la boda, el príncipe le dijo a la reina madre que se había "enamorado completamente" de su hija.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos