Hoy

La terrible «confesión» de Raquel Mosquera sobre la muerte de Pedro Carrasco

La terrible «confesión» de Raquel Mosquera sobre la muerte de Pedro Carrasco
  • La popular peluquera regresó a un plató de televisión, tras su último ingreso en la unidad de psiquiatría del hospital Puerta del Hierro, para reiterar todo lo dicho en la primera entrevista en la que no dejó muy bien parada a Rocío Carrasco

Raquel Mosquera abrió la caja de pandora semanas atrás revelando los problemas familiares que enfrentaban a Pedro Carrasco y su hija, Rocío Carrasco, tras más de 15 años en silencio. Pocas semanas después de la intensa entrevista, que tuvo gran repercusión mediática, la peluquera tuvo que ser ingresada en el área de psiquiatría del hospital Pedro del Hierro.

Pues bien, lejos de poner tranquilidad a su vida y recuperarse de su brote psicótico por haber dejado de tomarse la medicación, Mosquera se sentó de nuevo el pasado viernes en el plató del 'Deluxe' para reafirmar lo dicho y soltar nuevas y sorprendentes informaciones que dejan en muy mal lugar a Rocío Carrasco. «No tengo miedo a nada ni a nadie», dijo antes de responder a las preguntas del polígrafo.

Además, Raquel Mosquera quiso aclarar los motivos por los que había tomado la decisión de poner punto y final a su silencio: «Para mí era indignante que dos personas que no puedo nombrar no estuvieran en la boda, y ver eso, hizo que se me revolviera por dentro todo lo que llevaba 15 años callando. Estoy segura que Pedro Carrasco estará muy orgullosa de lo que estoy haciendo. Después de todo aquello, me puse a buscar documentación, de todo, y estaba muy nerviosa. Fue mi familia la que me aconsejó que me ingresara y así lo hice», confesó.

El capítulo más duro en la vida de Pedro Carrasco

El momento más álgido de la entrevista fue cuando Raquel contó el episodio más doloroso en la vida de Pedro Carrasco, una fuerte discusión con su hija Rocío pocos días antes de fallecer: «He visto llorar a Pedro por las discusiones con su hija. El último día que se vieron tuvieron la discusión más grande. Espero no llorar a la hora de contarlo. Pedro y Rocío se vieron una noche, llevaban meses sin hablarse porque él no tragaba a Fidel. Fuimos a casa de Rocío y en el jardín estaban todas las luces apagadas. Les llevamos los regalos de Reyes a los niños, estaba oscuro, se cayó y no encendieron las luces y nadie salió a ayudarlo. Después de la conversación que tuvieron, que eso no lo cuento, terminó así: Pedro estaba negro y Fidel callado, escuchando. Coge Rocío, de pie y con los brazos en jarras, y le dice a su padre: "Por que yo, todo lo que tengo es gracias a este señor''. Señalando a Fidel, ''No le debo nada ni a mi madre ni a ti'', dijo Mosquera relatando el fatídico episodio. «Yo no soy médico, pero esa noche a Pedro se le partió el corazón y me dijo ''a esta hija de puta no la volveré a ver nunca más''. Eso me lo he callado 15 años y ahora, Rocío, demándame si quieres.

Lee la noticia completa en ABC.