Hoy

Brad y Jolie, el divorcio se calienta

Angelina Jolie y Brad Pitt intentaban dar la imagen de matrimonio protector pendiente de sus seis hijos. :: r. c.
Angelina Jolie y Brad Pitt intentaban dar la imagen de matrimonio protector pendiente de sus seis hijos. :: r. c.
  • Pitt anuncia que «habrá guerra» por la custodia legal de sus seis hijos. La actriz Marion Cotillard, embarazada y «devastada» por que la impliquen en la ruptura

A ngelina Jolie precipitó un divorcio 'exprés' que pilló a Brad Pitt descolocado (a pesar de que le acusa de seguir fumando hierba). El actor se enteró el mismo día en que para la Justicia matrimonial de California pasaban a ser el caso BD646058, una demanda de divorcio de diez folios que ya se puede consultar incluso en internet. En el punto 5 de su formulario destaca una frase marcada con una cruz: 'Motivo de la demanda: Diferencias irreconciliables'.

En la catarata de rumores y causas, la mayoría sin contrastar, se impone la pista que lanza Harvey Levin, director del portal sobre famosos TMZ (el primero que dio la noticia). Levin asegura en su Facebook que «algo ocurrió la semana pasada en la que se llegó a un punto de ruptura». En la misma idea insistió John Voight, padre de ella, que está seguro de que «algo muy serio ha debido ocurrir para que Angie tome una decisión como ésta». Levin insistió en que «no se trata de una tercera persona. Se trata de los niños y por eso lo hizo (Angelina) bruscamente». A su rebufo, otros sabuesos de las entretelas de Hollywood hablan abiertamente de que Brad Pitt «cruzó una línea roja».

En realidad, la han sobrepasado los dos. Porque, si Jolie quería proteger a sus seis hijos de un padre fumador, bebedor e iracundo, ha logrado el efecto contrario. «Ella simplemente ha desatado el infierno», fue la primera reacción del actor al disolverse su matrimonio. Se refería a la presión que van a soportar ahora esos mismos niños por todo el circo que se está montando a su alrededor. La Policía de Los Ángeles trata de gestionar desde ayer el problema de orden público que se está generando en el entorno de la casa familiar, rodeada de curiosos y paparazzi a la caza de la primera imagen de algún protagonista de la ruptura del año.

Tras sobreponerse al impacto inicial, Brad Pitt anunció que habrá guerra y que va a luchar por la custodia compartida de los hijos (tres comunes y otros tantos adoptados). El actor está lanzando mensaje diplomáticos pero contundentes, haciendo un esfuerzo por evitar los problemas que le suelen generar sus enfados. En un breve comunicado que remitió a la revista 'People' confiesa que «estoy muy triste con este asunto, pero lo que me importa ahora es que nuestros hijos estén bien. Pido cortésmente a la prensa que les dé el espacio que necesitan en estos momentos difíciles». Pero no parece que, ni pidiéndolo el propio Brad, vayan a hacerle mucho caso.

En esta hoguera sentimental parece que la web TMZ vuelve a tener razón y la clave no está en las infidelidades, a pesar de las especulaciones que hablan de un romance entre Brad Pitt y Marion Cotillard durante el rodaje de 'Aliado'. La actriz francesa, que espera para diciembre su segundo hijo con el director Guillaume Canet, no solo ha desmentido el rumor sino que se confiesa «devastada» porque la incluyan en el asunto. Y eso a pesar de que los celos patológicos de Angelina la llevaron a contratar a un detective privado que investigó el rodaje y le pudo dar pruebas de ese 'affaire'. Para acabar de meter más picante, Jennifer Aniston, a la que Brad plantó para liarse con Angelina en 2004, ya ha mostrado su alegría al mundo por esta 'venganza fría': «es un golpe del karma».

A pesar de todo, ambos confían en un «reparto amistoso» de una fortuna que supera los 400 millones de euros y cuya última compra fue una casa en Port d'Andratx (Mallorca) de 3,5 millones. Se suma a las que tienen en París, Nueva York, Nueva Orleans, Santa Bárbara, Hollywood o Londres.