Hoy

El 90% del patrimonio de la Casa de Alba está exento del pago de impuestos

Vista del Palacio de Dueñas en Sevilla.
Vista del Palacio de Dueñas en Sevilla. / Archivo
  • La cantidad libre de impuestos oscila entre los 2.065 y los 2.875 millones de euros, según los cálculos de los técnicos del Ministerio de Hacienda

  • La mayor parte del patrimonio se donó en 2011, por lo que ahora deberán pagar menos por el Impuesto de Sucesiones y Donaciones

El 90% del patrimonio de la Casa de Alba, cuyo valor está estimado entre los 2.200 y 3.200 millones de euros, está exento del pago de impuestos debido a su consideración de Patrimonio Histórico y por la cesión de obras de arte y antigüedades a la Fundación Casa de Alba, según indicaron hoy los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha).

De este modo, la cantidad libre de impuestos se sitúa entre los 2.065 y los 2.875 millones de euros, de los que tres cuartas partes corresponden a la exención de bienes integrantes del Patrimonio Histórico español.

más noticias

  • Muere Cayetana de Alba

  • Una familia siempre en portada

  • Sevilla, su otro gran amor

  • Tres bodas: un monárquico, un exjesuita de izquierdas y Alfonso

  • Perlas y dardos de Cayetana

  • ¿Cuál es su herencia y cómo realizó su donación?

  • Carlos Fitz-James Stuart, el nuevo duque de Alba

  • Los títulos de Cayetana de Alba

Por otra parte, el patrimonio de la Casa de Alba tributa en la comunidad autónoma donde tiene su residencia habitual su titular. Dado que ésta es Madrid, los impuestos sobre todos sus bienes se liquidarán en esta autonomía en la que el Impuesto de Sucesiones y Donaciones está bonificado al 99%.

Tipo efectivo del 0,2%

Esto provoca que, de un patrimonio estimado en 3.200 millones de euros, solo se pague a Hacienda seis millones, lo que supone un exiguo tipo efectivo del 0,2%.

En el caso de que las obras de arte y antigüedades no se hubieran cedido a la Fundación, Gestha estima que la Casa de Alba tendría que pagar 9,7 millones de euros, mientras que si sus castillos y palacios no estuvieran catalogados como bienes del Patrimonio Histórico, el desembolso ascendería a 57,8 millones de euros.

Tras el fallecimiento hoy de la duquesa, sus herederos tendrán que añadir a la declaración del Impuesto sobre Sucesiones el valor de los bienes y derechos que les fueron donados ya en 2011 tras el reparto que hizo Cayetana de Alba, reduciendo así la cuota a pagar en la ya desembolsada por el Impuesto sobre Donaciones en 2011.