http://static.hoy.es/www/menu/img/extremenos-de-hoy-desktop.jpg

Juan Margallo: «Esperaba a las seis de la mañana para leer las críticas»

Juan Margallo, el actor y director teatral cacereño, recibe el reconocimiento por su más de medio siglo de trayectoria sobre los escenarios

Pablo Calvo
PABLO CALVOCáceres

Si alguien desconocía que Juan Margallo (Cáceres, 1940) es una persona entrañable, además de gran actor y prolífico dramaturgo, la gala de entrega de los Premios Extremeños de HOY sirvió además para demostrarlo. En unos pocos minutos desgranó algunas de las anécdotas que han llenado sus más de 50 años sobre los escenarios. El galardón de Extremeños de HOY se une a otros como la Medalla de Extremadura o dos premios Max. Pero la vida de un actor suele estar muy pendiente de lo que pueda decir la crítica, y en ese sentido Margallo reconoce que los periódicos siempre han sido una parte importante de su actividad.

«Antes de que hubiera internet, lo habitual era quedarnos hasta las seis de la mañana esperando que abrieran los kioscos de prensa de la Puerta del Sol de Madrid, por ejemplo, para leer enseguida las críticas. Siempre había cierta expectación por cómo se podían recibir las obras, y más en aquella época», recuerda.

Hijo de maestra y militar, nueve hermanos en total, Margallo recuerda que no fue un buen estudiante («iba a los franciscanos, aunque me quedaban muchas porque faltaba a clases»), y que su deseo convertirse en actor también le hizo abandonar los estudios de perito que inició en Béjar. Es, sin embargo, un gran lector, de textos teatrales y literarios y también de prensa, según reconoce. «Yo, todos los días leo al menos dos periódicos», asegura. Luego, hizo en dos años los tres cursos de la Escuela de Estudios Dramáticos de Madrid. «Siempre he procurado estar formándome, haciendo cursos, con el Teatro Estudio de William Layton en los inicios...».

De su infancia y juventud recuerda «la presencia de dos periódicos en Cáceres, cómo no». La ciudad la dejó a los 20 años, después de haber comenzado a actuar con el grupo de Acción Católica y realizar también números de ilusionismo. Luego, su trayectoria le ha llevado por Europa y de manera especial por América Latina. «He estado en todos los países, en todos. Porque como era director del Festival Iberoamericano de Cádiz, no solo debía ir a ver los espectáculos que queríamos traer, también me gustaba descubrir lo que se estaba haciendo porque para esos grupos que están comenzando era un gran acicate el poder venir a España a actuar. Para ellos era un impulso y un avance cultural. A veces me decían que no pasara a un país porque no había nada, pero siempre se descubre talento».

Casado con la también actriz Petra Martínez, de su larga carrera destaca la creación del grupo Tábano en 1968; la explosión cultural que supuso el Gallo Vallecano desde 1978; y en 1985 la puesta en marcha de la compañía Uroc Teatro, reconocida con la Medalla de Oro de las Bellas Artes, y que hoy sigue activa con su hija Olga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos