http://static.hoy.es/www/menu/img/extremenos-de-hoy-desktop.jpg

«Fue una noche feliz para todos los cofrades»

José Manuel Martín Cisneros, con el galardón. /
José Manuel Martín Cisneros, con el galardón.

El presidente de la Unión de Cofradías recogió el galardón concedido a la Semana Santa de Cáceres, de interés internacional

MARÍA JOSÉ TORREJÓN

Una amplia representación de la gran familia cofrade cacereña estuvo el jueves en el Palacio de Congresos. La Semana Santa de Cáceres ha sido una de las galardonadas de esta edición con la encina cúbica. «Fue una noche feliz, no solo para mí sino para todos los cofrades», admite José Manuel Martín Cisneros, presidente de la Unión de Cofradías Penitenciales. Fue él el encargado de recoger el premio. «La Semana Santa ha hecho tanto por la ciudad que merece ser reconocida», asegura. Hasta ahora, cuenta, los galardones habían llegado desde fuera. «Nos faltaba un premio de dentro, de la región».

En 2011 la Semana Santa puso a Cáceres en el mapa de ciudades con fiestas declaradas de interés turístico internacional. Se trata, por el momento, de la única celebración regional que ostenta este distintivo. Dos factores fueron claves a la hora de lograrlo. Se valoró, por un lado, el escenario natural por el que discurre la mayoría de las procesiones. La Ciudad Monumental, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986, forma parte del itinerario de los desfiles. El Gobierno central también tuvo en cuenta la antigüedad de varias de las imágenes que salen en procesión, como el Cristo Negro o el Cristo del Humilladero.

Las hermandades con más solera hunden sus raíces en el siglo XV. La cofradía del Nazareno ha celebrado este año precisamente su 550 aniversario. «Nuestra Semana Santa tiene una antigüedad asombrosa. Tal vez sea la institución más antigua de la ciudad. El Ayuntamiento se fundó en 1477 Para entonces, ya existían varias cofradías», recuerda José Manuel Martín Cisneros.

Del pasado al presente. En estos momentos, en Cáceres existen 16 hermandades. Cuatro de ellas se han fundado en la última década. «Hemos sabido llevar la Semana Santa hasta el siglo XXI. Tenemos buena salud», agrega el presidente de la Unión de Cofradías. Durante estos años la fiesta no solo ha crecido cuantitativamente. Ha incorporado novedades como el costal, que ha introducido una nueva forma de sacar los pasos a la calle. Y también ha acercado la Pasión a los barrios de reciente creación, como la Mejostilla o el Vivero.

En estos momentos, los cofrades están centrados en los preparativos de 2015. Es año de procesión magna. Siete bandas de música y 14 pasos participarán en un desfile extraordinario que se celebra cada cinco años. Tendrá lugar el Sábado Santo y partirá del Paseo de Cánovas a las cuatro y media de la tarde. Mientras llega la primavera y el olor a incienso, la actividad no cesa en el seno de las hermandades, encargadas de mantener y custodiar un legado de siglos. Por cierto, la encina cúbica descansa en la sede de la Unión de Cofradías, ubicada en la avenida de Hernán Cortés.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos