Premios extremeños de HOY

Iberian Pork Parade, volumen uno

vídeo

Miguel Ángel Jaraíz y Gamero Gil, artista que ha decorado el cerdo. .

  • Una exposición urbana, que contará con 40 esculturas de cerdos ibéricos a tamaño natural decorados por otros tantos artistas extremeños

La entrada al Palacio de Congresos de Cáceres estaba habilitada como 'photocall'. Por allí iban desfilando los asistentes a la gala de entrega de los Extremeños de HOY. Sin embargo, las miradas de las personas que esperaban para retratarse se dirigían hacia un cerdo decorado con recortes de periódico situado a pocos metros. Incluso algunos preferían hacerse la fotografía con el cochino de colores que con el fondo previsto para tal fin.

El animal, una representación de fibra de vidrio a tamaño real, es la primera muestra de la Iberian Pork Parade, una exposición urbana formada por 40 esculturas que serán decoradas por artistas extremeños.

El primero en sumarse a la iniciativa ha sido Gamero Gil, autor del cerdo presente en la gala de los Extremeños de HOY, en lo que supuso la presentación oficial de la muestra. Él, mediante recortes de prensa y fichas de tetris, ha representado lo que supone hacer un periódico todos los días, encajando piezas hasta completar un todo. La escultura del cerdo ha sido realizada por Luis Martínez Giraldo.

La exposición, que está inspirada en el famoso movimiento Cow Parade, recorrerá 10 ciudades de la región y su primera parada será Badajoz.

En las localidades que visite, los cerdos ocuparán lugares públicos, como parques o avenidas importantes. Las esculturas se convierten, de este modo, en el icono perfecto para promocionar el cerdo ibérico y todo lo que conlleva a nivel agroganadero, gastronómico, turístico, medioambiental y, por supuesto, como generador de riqueza para una región líder en su producción. Además, la itinerancia de la muestra lleva aparejada la celebración de citas paralelas, como son: el desarrollo de mesas sectoriales, de actividades gastronómicas o de talleres. La Iberian Pork Parade también permite que los cerdos puedan ser adquiridos o patrocinados.