Premios extremeños de HOY

Ejemplos de amor por Extremadura

vídeo

Nevado aseguró que «es un honor albergar en Cáceres la entrega de los premios Extremeños de HOY» .

  • Palabras emotivas. «Quiero dar mi más sincera enhorabuena a todos los premiados de HOY por su trabajo y sus méritos, pero, sobre todo, porque son un espejo en el que mirarnos»

Para la ciudad de Cáceres es un honor albergar la entrega de los premios Extremeños de HOY que nacieron hace ya 26 años para reconocer a todas aquellas personas y entidades que destacan en su faceta profesional o por una actividad singular y que trabajan por mejorar nuestra tierra.

Personas que llevan con orgullo el nombre de Extremadura dentro y fuera de nuestras fronteras y que hacen de esta región un poco mejor cada día.

Son ejemplo para todos nosotros de cómo se pueden cambiar las cosas con esfuerzo, ilusión y sacrificio. Son ejemplo de cómo afrontar los retos del futuro con imaginación, de cómo abrir nuevas sendas para que luego otros puedan transitar por ellas. Son ejemplos de amor por su tierra. Y son las personas que están construyendo la Nueva Extremadura.

Desde aquí quería dar la enhorabuena a todos los homenajeados por este reconocimiento, pero sobre todo por vuestra aportación a esta sociedad, cada uno desde su campo, pero siempre teniendo en cuenta la tradición y el espíritu de sacrificio y superación que han demostrado los extremeños a lo largo de la historia.

Un ejemplo de este sacrificio y superación es Fátima Gallardo, una deportista joven, pero de muy larga trayectoria. Una persona que está demostrando que los límites están para superarlos y que todo es posible con trabajo y ganas de luchar.

Con solo 17 años, en la piscina ha logrado marcas que nadie antes había conseguido, pero lo mejor que tiene es que nadie sabe dónde está su techo.

Lucha y sacrificio son sus herramientas para el éxito, pero no solo de Fátima, sino de cualquier persona en la vida.

Para construir esta nueva Extremadura hay que tener imaginación, visión de futuro y saber aunar tradición con innovación, conjugando lo mejor de ambos conceptos.

Creo que esta idea es lo que mejor resume la trayectoria de Nora de Liechtenstein, una suiza de Peraleda de la Mata, que desde hace años se enamoró de nuestras dehesas y con una visión diferente de las cosas está reinventando los usos ancestrales, abriendo fronteras y posibilidades.

Ha sabido aprovechar lo mejor de la dehesa y la experiencia de siglos en su explotación, pero incorporando nuevos conceptos, en un ejemplo de clarividencia de las tendencias actuales de especialización inteligente unida al campo, como es la estrategia agrotetch, para lograr un sector primario del Siglo XXI.

Algo similar ha realizado otro de los premiados de la noche. Una persona que ha tenido la valentía de abrirse camino fuera de nuestras fronteras pero que ha asentado las bases de éxito en nuestros productos y en nuestra cocina.

José Pizarro, cocinero de apellido extremeño ilustre que ha sabido conquistar los paladares allende de nuestros mares, que se lanzó a la aventura en las siempre difíciles tierras británicas y que se ha convertido en un referente gastronómico y en un embajador de nuestros productos y de los restauradores extremeños y españoles en Londres. Ni el almirante Nelson habría puesto resistencia a sus platos.

Permítanme que, además de darle la enhorabuena por este premio, le dé las gracias en nombre de la ciudad de Cáceres. Y es que, muchos de ustedes no lo sabrán, pero José Pizarro ha sido una de las personas que también ha remado a favor de que Cáceres haya logrado el título de Capital Española de la Gastronomía.

A 1.500 kilómetros de distancia estuvo alentando a su tierra y mandando su apoyo a la candidatura. Nos regaló una foto de respaldo en las puertas de su restaurante en Londres para sumarse a los cientos de cocineros extremeños que también lo habían hecho en nuestro Arco de la Estrella.

Un ejemplo de compromiso, a pesar de los kilómetros, a pesar de la distancia, ha estado con su región, ha estado con los restauradores extremeños y ha sido un empujón más para lograr el sueño colectivo que representa para esta ciudad la capitalidad gastronómica el próximo año 2015. Enhorabuena y gracias de corazón en nombre de Cáceres.

Y que les voy a contar yo de la Semana Santa cacereña, la fiesta que es santo y seña de esta ciudad. Es un orgullo para cualquier cacereño, independientemente de ideología, credo, edad o situación social, porque nuestra Semana Santa es un patrimonio que está en el corazón de la ciudad.

Por eso, permítanme que además de felicitar a la Unión de Cofradías, lo haga a todos y cada uno de los cacereños, que son los grandes artífices de que sea la única Fiesta de Interés Turístico Internacional de nuestra región.

Todos conocen la antigüedad de nuestras tallas, los recorridos procesionales por un escenario Patrimonio de la Humanidad, la tradición e historia de las cofradías, la solemnidad y aplomo de nuestro cristo negro. Pero muchos no saben de la implicación de los cacereños.

Son cerca de 15.000 los cofrades que salen en procesión en nuestra semana de pasión lo que supone, per cápita, el mayor número de todo el país. Aunque lo importante no es la cifra, sino el compromiso personal que pasa de generación en generación.

Por eso, agradezco este reconocimiento para la Semana Santa de Cáceres porque es un premio para todos y cada uno de los cacereños.

Para concluir, quiero aprovechar, de nuevo, para dar mi más sincera enhorabuena a todos los premiados de HOY, por su trabajo, por sus méritos, pero, sobre todo, porque son un ejemplo y un espejo en el que mirarnos para seguir trabajando por construir la nueva Extremadura. A todos los invitados les deseo que pases una buena velada en nuestra ciudad.