Premios extremeños de HOY

Construir y proponer

vídeo

El director de HOY, Ángel Ortiz, en un momento de su discurso.

  • «El concurso de un diario como HOY, fiel a sus principios, puede significar la diferencia entre el fracaso y el éxito»

Buenas noches y bienvenidos a la fiesta de los premios Extremeños de HOY 2016, que en esta ocasión tenemos el honor de entregar a la diseñadora María Lemus, al periodista Ángel Sastre y al escritor Eugenio Fuentes. Mi más sincera enhorabuena a los tres.

Gracias muy especialmente a Iberdrola, que sigue apostando por el patrocinio de esta gala, edición tras edición.

  • Ambiente en la Gala de Extremeños de HOY 2016 (I)

  • Ambiente en la Gala de Extremeños de HOY 2016 (II)

  • La Gala de los Extremeños de HOY 2016

  • El Photocall en la Gala Extremeños de HOY 2016

Desde 2009, cuando fui nombrado director, aquí en Plasencia precisamente, cada año disfruto del privilegio que supone dar la bienvenida y dirigirme a ustedes desde una tribuna en el arranque de este acto. El de los premios Extremeños de HOY es uno de los públicos más plurales y representativos de la sociedad extremeña. Uno de los más importantes. Uno de los más exigentes.

Aquí se reúnen ciudadanos, artistas, empresarios, deportistas, políticos, profesionales, agentes sociales, referentes del mundo de la ciencia y la cultura, de la justicia, las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, de la industria, las finanzas, la agricultura, de nuestros municipios.

Aquí está invitada una Extremadura a pequeña escala, una buena muestra de lo que somos y sumamos entre todos.

Ocurre así porque, entre otras cosas, desde su fundación en 1933, el diario HOY se escribe expresamente para todos los extremeños. Porque son extremeños, nada más que por eso. No por lo que opinen; no por lo que voten; no por el oficio que desempeñen ni sus creencias ni el dinero que ganen ni la edad que tengan ni el poder e influencia de que disfruten. Ni siquiera por el cariño que nos profesen, mayor o menor. Sabemos que nuestro periodismo, imparcial, comprometido con los hechos y profesional, no siempre agrada a todo el mundo todo el tiempo.

No quiero que este breve discurso se limite a algunas ideas y unos cuantos datos que demuestren lo que todo el mundo sabe, que somos el diario líder en la región, en las dos provincias, en sus cuatro principales ciudades, en cada comarca de nuestra geografía, en todas las plataformas, analógicas y digitales. Hasta en las redes sociales.

Cada año programamos esta reunión sobre todo para vernos, como extremeños, en el excelente espejo de algunos de nuestros paisanos más ejemplares, esta noche de María, de Ángel y de Eugenio.

Por eso creo que, al margen de cifras, ustedes, nuestros lectores, suscriptores, usuarios y anunciantes, merecen que en estos momentos, en esta noche, el HOY vuelva a ponerse a disposición de esta región. Como siempre, pero también como nunca. Después de demasiados años de crisis económica y en un contexto nacional e internacional lleno de incertidumbres.

Para que, en paralelo a su labor informativa diaria, que continuará desarrollando igual que hasta ahora, abra nuevos espacios al diálogo social y ciudadano, estimule el debate y proporcione un marco de convivencia perdurable y sereno.

Todo horizonte prometedor es un tiempo futuro que no sabe de atajos. La experiencia y la historia dicen, además, que a nosotros algunas cosas nos cuesta conseguirlas más de lo habitual. Los extremeños somos humildes, vivimos lejos, incluso aislados en algunos aspectos. Vivimos en núcleos de población dispersos y generalmente rurales. Por si fuera poco, no reunimos un número grande ni decisivo de escaños en el tablero electoral nacional.

Por dichos motivos es por lo que el HOY lleva defendiendo desde hace muchos años la necesidad de que Extremadura disponga de una red de comunicaciones del siglo veintiuno, un tren electrificado, digno, infraestructuras de transporte adecuadas, líneas de incentivos empresariales y económicos útiles y sostenibles, más industrias, financiación suficiente para educación, sanidad y servicios sociales.

Pero también, por lo mismo, por lo relevante de estas reclamaciones, es por lo que el HOY cuida y protege aquellas condiciones sin las que, desde nuestro punto de vista, esas aspiraciones se convertirían directamente en carreteras cortadas, papel mojado, meras ilusiones.

Virtudes como la honestidad y la honradez, valores como el rigor, la coherencia, el esfuerzo, la conciencia crítica, el trabajo bien hecho. Actitudes como la solidaridad, la cultura de la excelencia, el respeto a la diversidad, la capacidad de detectar, reconocer y corregir errores. O la autonomía y la responsabilidad, antídotos contra la pobreza del clientelismo.

El diario HOY nunca ha dejado de estar al servicio de Extremadura. Diría más, si me lo permiten: es uno de esos ejes que vertebran y cohesionan la región, uno de los más importantes. Sobre todo cuando, como ahora, nuestros desafíos generales pasan por construir, unir y proponer.

En ese positivo empeño me atrevo a prever que el concurso de un diario como el HOY, fiel a sus principios, puede significar la diferencia entre el fracaso y el éxito.

Discurso íntegro del director de HOY en el acto de entrega de los premios Extremeños de HOY 2016