«Cuando he visto que tenía un 10 en todos los exámenes he pensado: no puede ser»

A la izquierda Jesús Pino ayer, y a la derecha, Luis Merchán el verano pasado.
A la izquierda Jesús Pino ayer, y a la derecha, Luis Merchán el verano pasado. / E. D. y HOY

El dombenitense Jesús Pino y el cacereño Luis Merchán han alcanzado la máxima nota en la selectividad, un 14

E. DOMEQUE/A. J. ARMERO

«Me ha llamado mi madre, porque le habían dicho que ya habían salido las notas, y desde la cama he cogido el ordenador, he metido las claves y cuando he visto que tenía un 10 en todos los exámenes he pensado: no puede ser».

Esa era la primera reacción de Jesús Pino Fadón, estudiante del colegio Claret de Don Benito, nada más conocer que había conseguido la nota máxima en la nueva selectividad (EBAU) al lograr 14 puntos sobre 14. A partir de ahí, todo han sido llamadas y mensajes de felicitaciones que le han saturado el teléfono.

Más información

No es el único que lo ha conseguido. También ha obtenido la máxima calificación Luis Merchán Pascual, del Instituto Hernández Pacheco de Cáceres. Para lograrlo, ambos han terminado con un 10 todas las asignaturas de primero y segundo de Bachillerato, han obtenido otro 10 en los cuatro exámenes obligatorios de la selectividad y además han logrado de nuevo la máxima puntuación en las dos pruebas optativas.

Según informa la Universidad de Extremadura (UEx), el número de aptos ha sido muy similar al de años anteriores. En total, han aprobado 3.892 estudiantes del total de 4.164 presentados, aunque hay que tener en cuenta que estos resultados son de carácter provisional hasta que finalice la fase de reclamaciones. El porcentaje de aprobados asciende por tanto al 93,2 %.

Las felicitaciones

«No me lo creía, he llamado corriendo a mi madre para contárselo», contaba ayer Jesús Pino dentro del aula en la que ha pasado con nota 1º y 2º de Bachillerato en este centro educativo en el que todo el mundo se acerca para felicitarle por su logro académico. Dos años en los que se ha abonado al 10 en todas las asignaturas. Con ese precedente, muchos podrían pensar que su nota iba a ser de las más altas, incluso él, aunque el 14 le pilló también por sorpresa. «Había salido contento en general, pero no tanto como para pensar que tenía un 10 en todos los exámenes, porque algunos son más susceptibles de ser más subjetivos que otros».

Jesús quiere estudiar Bioquímica en la Universidad Autónoma de Madrid, por lo que en las pruebas EBAU se ha examinado de las cuatro obligatorias y dos específicas, que en su caso fueron Biología y Química. Y si algo tiene la prueba de acceso a la universidad es que todos quieren conseguir la nota que les abra las puertas al futuro que han pensado para ellos. En su caso, Bioquímica, el año pasado la nota se quedó en 12,555. «Eso te agobia un poco más, sobre todo a los estudiantes que quieren acceder a carreras de salud, que suelen tener más de un 12 de nota de corte, la verdad es que se vive de otra manera el curso, preocupado por no alcanzar la nota».

«No pensaba mirar las notas, pero empezaron a llegarme mensajes», relata el cacereño Luis Merchán

Reconoce que la presión ha sido mucha durante todo el año para lograr la nota que necesita para esta carrera. «Es importante lo que hagas en las dos semanas antes del examen, pero lo más importante es lo que hagas durante el curso, si durante el curso haces los ejercicios más difíciles que hay en el temario no vas a tener problemas a la hora de preparar selectividad, porque te vas a acordar de casi todo, sólo hay que repasar la teoría».

Se define como una persona responsable y constante, también bastante nocturno para los estudios. «Por la noche, tengo un momento en el que mi rendimiento académico es máximo y lo aprovecho», afirma.

Esa constancia le ha llevado a cumplir su sueño de estudiar en Madrid, pues le llegan buenas referencias sobre la universidad en la que se imparte la carrera, «me comentan que son exigentes, pero que sales muy bien preparado». Todo ello, aunque la carrera se puede cursar en Cáceres, pero él prefiere ir a Madrid. «A mí no me importa alejarme de casa», asegura.

Aunque, entre tanta felicidad por la nota conseguida, deja una crítica al sistema educativo. «Me pone muy nervioso que la selectividad sea diferente en cada comunidad autónoma, eso hace que haya muchos alumnos que salen muy perjudicados, porque son muy válidos y se quedan fuera de carreras con notas de corte muy altas, simplemente porque tienen exámenes más complicados». Por eso pide un examen único a nivel nacional. «El mismo día, a la misma hora y para todos el mismo, creo que sería un gran paso para hacer justicia y evitar esas comparaciones».

El currículum de Luis

En el mismo nivel de excelencia se sitúa Luis Merchán Pascual, alumno del IES Hernández Pacheco de Cáceres. Además, en su caso, el logro se suma a otros anteriores, pues el año pasado fue uno de los catorce estudiantes españoles que recibió el Premio Nacional al Rendimiento Académico. Para optar a esta distinción es necesario haber obtenido en el conjunto de los cuatro cursos de Secundaria una nota media igual o superior a 8,75 y además, tener una calificación final de sobresaliente en el último año académico en las asignaturas de Lengua Castellana y Literatura, Matemáticas y Lengua Extranjera. En el año 2013, Merchán fue uno de los premiados en el concurso Coca-Cola Jóvenes Talentos Relato Corto. Y en el pasado mes de febrero representó a Extremadura en el XVII Concurso Hispanoamericano de Ortografía, que organizan el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, la Fundación del Español Urgente (Fundéu) BBVA y la Real Academia de la Lengua.

Ayer, camino de Madrid, el joven admitía que aún estaba «un poco impactado» por la noticia. «No pensaba mirar las notas, porque mañana (por hoy) tengo un examen en Madrid y prefería no desconcentrarme, pero empecé a recibir mensajes de amigos y me llamaron del instituto, y al final, entre unos y otros me medio obligaron a ver las notas».

Accedió a la web y comprobó que había sacado la máxima puntuación posible en todos los exámenes. «No me lo esperaba de ninguna manera, porque por muy bien que creas que te han salido los exámenes, no puedes ni siquiera imaginarte que vas a sacar un diez en todos».

Con la alegría en el cuerpo, Luis Merchán se fue ayer tarde a Madrid, donde hoy se examinará para obtener la acreditación de nivel B2 en Francés (en Inglés tiene el C1). En la Universidad estudiará Traducción e Interpretación en Granada.

Fotos

Vídeos