«La verdadera educación no es sumar y sumar conocimientos»

Francisco Bobadilla Guzmán (i) y Antonio Béjar García. :: J. V. Arnelas/
Francisco Bobadilla Guzmán (i) y Antonio Béjar García. :: J. V. Arnelas

Los docentes jubilados Francisco Bobadilla y Antonio Béjar analizarán en Aula HOY la evolución de su profesión desde la Enciclopedia Álvarez al sistema finlandés

J. LÓPEZ-LAGO BADAJOZ.

Pocas materias suscitan tanto interés como la educación, asunto que afecta a toda la sociedad. Aula HOY abordará la evolución que ha tenido en España, en este caso de manera excepcional con dos docentes jubilados.

Antonio Béjar García y Francisco Bobadilla Guzmán, ambos con una trayectoria reconocida en las aulas, darán en Cáceres este lunes, día 5, y en Badajoz el martes, día 6, una charla que han titulado 'Educación en España. De la enciclopedia Álvarez al sistema finlandés'. La conferencia incluye una proyección de documentales y los dos ponentes están seguros de que en el coloquio posterior surgirán ideas y opiniones muy interesantes.

AULA HOY

Cáceres, lunes día 5
Sala de Cajalmendralejo. Casa de los Málaga. Avenida de España, 13. A las 20.15 horas
Badajoz, martes día 6
Salón de Actos del Colegio Oficial de Farmacéuticos. C/Ramón Albarrán, 13. A las 20.15 horas.

Francisco Bobadilla recibió la Cruz de Alfonso X el Sabio por destacar en el campo de la educación, la ciencia, la cultura, la docencia y la investigación. Principalmente enseñó en el pueblo pacense de Zahínos, donde es hijo adoptivo. Finalizó su vida docente en el colegio público San José de Calasanz de Badajoz, donde se jubiló hace más de diez años.

«Ahora hay cosas buenas, pero no se puede pensar que las nuevas tecnologías lo solucionan todo»

«La docencia -señala- me tiene preocupado porque a través de titulares en prensa y televisión veo que han cambiado unos valores que siempre han servido para toda la sociedad, como el esfuerzo en el trabajo; la disciplina escolar, sobre la que hay que estar alerta porque se ven agresiones sexuales y físicas; o la falta de respeto, de honestidad y de responsabilidad, todo lo cual se traspasa a la sociedad como si fuera normal». Según dice, espera que estas preocupaciones salgan a relucir en el debate posterior.

Antonio Béjar, también jubilado hace nueve años, no quiere dramatizar la situación actual, pero le preocupa la violencia en la escuela, donde sigue teniendo referencias porque su hija es orientadora. Béjar es maestro nacional desde la década de los sesenta y ha dado clase en Olivenza y Badajoz, tanto en Primaria como en Secundaria, a niños y a adultos. «No quiero decir que el tiempo pasado fue mejor sino distinto. Ahora hay cosas muy buenas, pero hay que adaptarse y no pensar que las nuevas tecnologías lo solucionan todo», explica a HOY.

Los dos ponentes han escogido dos referencias muy distantes para titular su conferencia. Por un lado, la Enciclopedia Álvarez fueron los textos, claramente ideologizados, que usaron los estudiantes en la década de los cincuenta y sesenta en España. El sistema finlandés, por contra, se considera de los más avanzados. De él Béjar destaca que en este país se respete la figura del profesor «al cien por cien».

Según este docente, la gente en general no está contenta con el sistema educativo en España. Además, le sorprende que ahora que las aulas no están tan masificadas como las que él conoció, surjan más problemas. «Sin embargo, hay muchas cosas que valorar positivamente de la época actual, como la cantidad de medios que hay a disposición en los centros y la formación de los profesores. Por contra, hoy día creo que hay falta de colaboración por parte de los padres».

Este profesor jubilado entiende que el contexto social es ahora muy distinto a cuando él empezó en las aulas y España atravesaba la posguerra. Sin embargo, en opinión de Francisco Bobadilla, hoy se da una contradicción: «La nueva generación de profesores viene mejor preparada intelectualmente, pero esa vocación para formar moralmente a los alumnos veo que se está perdiendo».

Bobadilla también es crítico con la actitud de algunos padres que llenan la tarde de sus hijos de actividades extraescolares. «La verdadera educación no es sumar y sumar conocimientos porque puede pasar que se pierda la formación como personas».

Otro factor al que alude para que España no sea un país puntero desde el punto de vista de la educación -ocupa el puesto 34 en el informe PISA, recuerda- es el de la falta de consenso político para alcanzar un pacto por la educación. «Desde los años setenta ha habido en este país demasiadas leyes educativas sin terminar y las leyes de educación deberían ser más duraderas», denuncia antes de subrayar que la solución debe hallarse entre todos: políticos, padres, centros escolares y educadores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos