Marcelino Núñez: «Este verano no tendremos temperaturas tan altas»

Un hombre bebe agua para mitigar el intenso calor. /HOY
Un hombre bebe agua para mitigar el intenso calor. / HOY

La Aemet predice que en los próximos meses habrá una gran probabilidad de que el calor se sitúe en la media al registrado entre 1981 y 2010

EUROPA PRESS/REDACCIÓN

La estadística y los modelos matemáticos dicen que este verano no será tan caluroso como han sido los últimos. Así lo asegura el delegado territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Extremadura, Marcelino Núñez, quien presentó el balance climático de la pasada primavera y la previsión de este verano.

Incidió en que para los próximos meses de julio, agosto y septiembre, según los modelos experimentales, «afortunadamente» los pronósticos proporcionan una valoración de las anomalías de temperatura y precipitación respecto de un valor normal, que en la actualidad es el periodo 1981-2010.

Así, hay una mayor probabilidad de que las temperaturas sean cercanas a los valores climatológicos del periodo de referencia 1981-2010 y de que las precipitaciones sean cercanas a los valores climatológicos.

«Parece que este verano no tendremos esas temperaturas tan altas de media [de los últimos años]. Esperamos que las temperaturas estén en torno a los valores climatológicos, que quiere decir que lo más probable es que esté en la media y que es muy improbable que se salga de los valores medios, pero también puede ocurrir», vaticina.

En este sentido, adelanta que Badajoz podría registrar 34 grados en julio de máxima, 34 en agosto y 30 en septiembre, y Cáceres 33 en julio, 32 en agosto y 28 en septiembre, aunque reconoció que la «media dice que una semana en julio, agosto, o casi dos semanas» habrá las habituales 'olas de calor' «que es lógico que aparezcan».

No obstante, dijo que los modelos arrojan que si se dan esas semanas calurosas «tendrá que haber algo que las compensen porque la temperatura media no puede ser muy alta y si no ocurre la temperatura debe andar en torno a la media».

A este respecto, considera que ha sido un «año bastante caótico» un otoño, la estación más lluviosa, muy seco, y una primavera húmeda, y lo achacó a que «está comportándose un poco de libro» en lo que «dicen los expertos del cambio climático que ocurrirá» y que, en el caso de España, podría suponer que «el periodo húmedo lo va a ser más y el seco también más seco y más largo».

A su juicio, «eso en Extremadura lo hemos comprobado» puesto que septiembre era un mes del otoño «y ya en los últimos años, los últimos 12 ó 15 años es un mes de verano porque apenas llueve». «Este año se está comportando conforme a lo que predicen los expertos que va a ser el clima del futuro», abunda.

De cara a los próximos días, el delegado territorial de la Aemet precisó que este sábado las temperaturas máximas estarán por encima de 38 grados en algunas zonas y que será una jornada poco nubosa, sin descartar algún chubasco con tormenta en zonas de montaña del norte, así como con temperaturas mínimas sin cambios y máximas en ascenso.

Sin embargo, el domingo, el lunes 25 y el resto de la semana estará poco nuboso o despejado con algunas nubes de evolución y las temperaturas serán «algo más bajas», 35 ó 36 grados, a partir del lunes pero sin grandes cambios.

Marcelino Núñez. ::
Marcelino Núñez. :: / HOY

Humedad

Respecto a lo que ha pasado durante los últimos meses, Marcelino Núñez dice que la pasada primavera ha sido la más húmeda de los últimos 38 años en la región y muy fría, con una temperatura media 1,1 grados inferior a la media de referencia.

Explica que el pasado trimestre ha sido calificado como «extremadamente húmedo» y concreta que las precipitaciones medias para toda la región han sido de 365 litros por metro cuadrado, muy superiores al valor de referencia situado en 150 litros, de manera que ha habido un superávit de 215 litros en promedio para toda Extremadura en un trimestre en el que las precipitaciones han representado un 243% del valor de referencia.

Así, el trimestre comprendido entre marzo, abril y mayo de 2018 fue el más húmedo entre 1981 y 2010, y también de los últimos 38 años, mientras que el año hidrológico entre el 1 de octubre de 2017 y el 31 de mayo ha sido clasificado como normal al haber registrado de media 584 litros frente a los 486 litros habituales.

La primavera pasada fue la más húmeda en la región de los últimos 38 años

Según los datos aportados por Marcelino Núñez, en Extremadura la temperatura media del trimestre comprendido entre marzo y mayo de 2018 ha sido de 13,5 grados, mientras que la temperatura media de referencia es de 14,6 grados, lo que implica que se ha registrado una anomalía negativa de 1,1 grados respecto al valor medio que permite clasificar este trimestre como muy frío y, en concreto, el quinto más frío del periodo de referencia.

Agregó además que las temperaturas máximas de los 10 primeros días de junio han sido «muy bajas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos