El Tribunal de Cuentas chequea las elecciones autonómicas

Panorámica de la Asamblea de Extremadura durante un pleno. :: / HOY

IU debe devolver 19.000 euros por no sacar escaño en los comicios y dos empresas que facturaron 138.000 euros al PP no les detallaron sus servicios

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

El Tribunal de Cuentas presenta su análisis de los gastos electorales de los principales partidos que concurrieron a las elecciones autonómicas del 24 de mayo de 2015. El órgano fiscalizador del Estado y del sector público ha estudiado casi un millón de euros de esa contabilidad electoral correspondiente a las subvenciones concedidas y al gasto justificado por PSOE, PP, Podemos, Ciudadanos e IU (que entonces tenía escaño en la Asamblea regional). Su diagnóstico es que no se han producido graves irregularidades ni se han sobrepasado los límites de gastos específicos para este proceso electoral aunque sí señala diversas incidencias en la propia IU, PSOE y PP, pero no en Podemos ni en Ciudadanos.

El Tribunal de Cuentas, por ejemplo, determina que IU debe devolver a las arcas públicas 19.398,53 euros. Es la cantidad que se le anticipó como adelanto de subvención electoral al tener diputados en la anterior legislatura. Como no consiguió ninguno tras el 24M, debe reembolsar esos casi 20.000 euros. Además, señala que IU realizó un pago, por importe de 391,60 euros a través de una cuenta no electoral, incumpliendo lo señalado en la Ley del Régimen Electoral. IU declaró un gasto electoral total de 24.789,49 euros.

Respecto al PP, el informe del tribunal señala que no se le admite como gasto electoral subvencionable varias operaciones que suman 424,55 euros. También afirma que la formación incumplió la normativa porque dos empresas (Sonido Kobra y Publicidad Abarka) le facturaron 138.522 euros por servicios y no ofrecieron información detallada al Tribunal de Cuentas. El PP presentó gastos electorales ordinarios justificados por 413.112,99 euros.

Intereses

En el caso del PSOE, en las comprobaciones sobre los gastos financieros del crédito suscrito para financiar la campaña se han observado diferencias en la estimación de los intereses devengados hasta la percepción de la subvención. Habla el tribunal de un exceso contabilizado de 908,76 euros. Esa cantidad, por tanto, no ha sido admitida como susceptible de ser financiada con subvenciones electorales.

Los socialistas presentaron gastos electorales justificados por valor de 459.780,26 euros.

Por último, en el informe del Tribunal de Cuentas se indica que Podemos se gastó 55.700 euros en microcréditos y que el total de gastos electorales ordinarios justificados se fijó en 56.086,16 euros. En el caso de Ciudadanos, esa cuantía quedó en 12.523,60 euros. Ni morados ni naranjas superaron tampoco los límites de gastos específicos para este proceso electoral.

El tribunal determina que el gasto declarado por los partidos políticos asciende a un importe conjunto de 967.625,81 euros. El gasto considerado justificado apenas se rebaja: queda en 966.292,50 euros.

El órgano fiscalizador acaba su informe sobre el gasto supervisado del 24M con una recomendación: fórmulas de financiación privada en lugar de las públicas como microcréditos y «figuras de naturaleza análoga como las que se llevan a cabo a través de plataformas de financiación colectiva (crowdfunding), fórmulas que no están expresamente contempladas en la legislación actual».

Fotos

Vídeos