«Están jugando con nuestra salud»

Constitución de la comisión de investigación del transporte sanitario en la Asamblea. :: brígido/
Constitución de la comisión de investigación del transporte sanitario en la Asamblea. :: brígido

La Asamblea pone en marcha la comisión de las ambulancias, una herramienta con la que descubrir cuáles son los motivos de los problemas que tiene el transporte sanitario

Ana B. Hernández
ANA B. HERNÁNDEZ

«Primero llamé a las 13 horas para que me dijeran a qué hora recogerían a mi padre al día siguiente y entonces me respondieron que a esa hora no lo podían saber, que volviera a llamar a las 18 horas». Anselmo Hidalgo hizo lo que se le pidió y llamó a la hora indicada. Pero se encontró con la misma respuesta. «Me dijeron que llamara mejor a las 7 horas del día siguiente».

Su padre, un anciano de 90 años afectado por un ictus y que reside en los pisos tutelados de Villa del Rey, a poco más de 50 kilómetros de Cáceres, tenía consulta a las 9.30 en el servicio de Neurología del San Pedro de Alcántara. Una consulta que llevaba esperando nueve meses. «Por eso tanto yo como la responsable de los pisos insistimos en la ambulancia y finalmente le dijeron a ella que recogerían a mi padre a las 8.30, una hora antes de la fijada para la consulta».

Pero fue Anselmo y no la ambulancia el que esa mañana recorrió casi 200 kilómetros desde su localidad para estar a las 8.30 en los pisos de Villa del Rey y llevar a su padre hasta el hospital cacereño. «Me temí lo que ocurrió y por eso decidir ir yo a buscarle y llevarle; si no, se hubiera perdido la consulta».

La indignación de Anselmo le ha llevado a denunciar públicamente la situación. «Porque están jugando con nuestra salud». Porque este vecino de Navaconcejo no tiene duda de lo que está ocurriendo: «Los responsables del servicio son conscientes de que no lo prestan; en este caso no se puede alegar descuido ni desconocimiento». Desde su punto de vista, «incumplen porque no tienen medios, porque si no estaríamos ante una clara incompetencia».Por lo vivido por él y otros muchos, «es preciso que se deje de justificar lo injustificable; hay que ser consciente del problema para resolverlo».

Por qué la ambulancia no estaba en la puerta para llevar al paciente a la consulta o a su sesión de rehabilitación, por qué el vehículo que finalmente llegó al hospital no estaba equipado para trasladar a un bebé, por qué un viaje de 70 kilómetros desde el complejo hospitalario de Badajoz hasta la localidad de Zahínos se prolonga casi tres horas. La Asamblea de Extremadura busca esclarecer los motivos de las incidencias que han marcado el último mes el transporte sanitario en la región, desde que Ambulancias Tenorio asumiera un servicio crucial que en las tres décadas anteriores ha desempeñado un consorcio integrado por siete empresas de la tierra.

En resumen, conocer a qué se deben los problemas que han sufrido los usuarios del transporte desde el pasado 1 de noviembre y quiénes son responsables de los mismos.

Para ello ayer se constituyó formalmente una comisión de investigación en la Asamblea, integrada por un total de 15 diputados (6 del PSOE, 6 del PP, 2 de Podemos y 1 de Ciudadanos), que preside el socialista Francisco Macías y que tiene a Miguel Cantero, del PP, como vicepresidente, y a Obed Santos, de Podemos, como secretario.

Más información

Esta comisión es la herramienta elegida por los políticos para tratar de dar respuesta a las preguntas que se hacen muchos ciudadanos. Tanto los que han sufrido en carne propia el mal funcionamiento como los que han oído hablar de él al mismo tiempo que han escuchado en repetidas ocasiones a los responsables del Servicio Extremeño de Salud (SES) asegurar, tras reconocer incidencias en los primeros días, que la normalidad ya está instalada en el transporte sanitario.

Por eso los políticos garantizan que la comisión creada será plural, porque para esclarecer lo que ha ocurrido y ocurre con las ambulancias tienen que ser escuchadas todas las partes implicadas. Desde el SES, como administración responsable, hasta quienes han sufrido el mal funcionamiento de las ambulancias, pasando por los trabajadores y las empresas que se han ocupado del servicio, la anterior adjudicataria y la nueva, Ambulancias Tenorio.

«Porque la investigación debe partir del minuto cero de la licitación del servicio hasta la constitución de esta comisión», señaló ayer José María Saponi, del PP. Por tanto, «va a ser un trabajo largo y arduo si queremos una comisión de calidad», añadió.

Pero si bien el acuerdo ha alcanzado tanto a la constitución de la propia comisión como a las voces que deben ser escuchadas en su seno, no parece que haya idéntico consenso con respecto a los objetivos a alcanzar, más allá del general de lograr saber qué está ocurriendo en el transporte sanitario extremeño. Porque parece que los fines de los grupos políticos son diferentes.

«El objetivo es dejar claro que el concurso se hizo con transparencia, legalidad y limpieza», dijo ayer Valentín García, por el PSOE. Así como que «los problemas han venido por miembros de la anterior adjudicataria y que se han localizado fundamentalmente en las áreas sanitarias de Llerena y Plasencia».

Para el popular Saponi, sin embargo, el objetivo prioritario de la comisión «es intentar depurar las responsabilidades políticas, tanto de la Consejería de Sanidad como del Gobierno de Vara» en los problemas surgidos con el transporte sanitario terrestre, «que sigue habiendo a día de hoy», aseguró.

Podemos, por su parte, cree que la comisión tiene dos objetivos claros: «Ver qué está pasando con la atención a los extremeños para lograr que los problemas se resuelvan, porque a día de hoy siguen produciéndose, y analizar si se han respetado los derechos de los trabajadores y las subrogaciones en el traspaso», en palabras de Obed Santos.

Ciudadanos, cuya única diputada, Victoria Domínguez no estuvo presente ayer en la constitución de la comisión, emitió un comunicado en el que afirma que espera que los trabajos «no se queden solo en un gesto de estrategia política» y sirvan para depurar y aclarar «todas las responsabilidades», informa Efe.

La comisión constituida ayer comenzará a funcionar realmente dentro de algo más de un mes, porque no será hasta el próximo 12 de enero cuando los portavoces de los cuatro grupos políticos se reúnan con los responsables de la comisión para determinar las comparecencias que habrá, su calendario y la forma en que se llevarán a cabo.

Las personas que sean citadas para comparecer ante la comisión de investigación estarán obligadas a hacerlo. En caso contrario, la comisión informará a la Fiscalía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos