El terremoto con epicentro cerca de Évora ha tenido hasta ocho réplicas

El terremoto con epicentro cerca de Évora ha tenido hasta ocho réplicasGráfico

El Instituto Nacional de Geografía apunta a una magnitud de 4,4 en la escala de Richter y una intensidad III que se sintió en toda la región

Rocío Romero
ROCÍO ROMEROBadajoz

Un movimiento bajo los pies, el tintineo de los tiradores de un mueble, la vibración de unos ventanales, el temblor de una mesa. Así notaron muchos extremeños el terremoto de 4,4 en la escala de Richter que tuvo epicentro en Portugal y se notó en distintos puntos de la región. En realidad, se sintió en otros puntos del país, algunos cercanos como Sevilla, Huelva o Córdoba, y otros más lejanos, como Zamora.

La hora exacta fijada por el Instituto Nacional de Geografía son las 12.51 horas. Este organismo cambió la magnitud en varias ocasiones. Primero apuntó a 4,9, después lo subió a 5,2 y nuevamente lo bajó a 4,4 sobre las cuatro de la tarde. Esa magnitud no se había alterado al cierre de esta edición. Estos cambios en los datos se deben a que en principio se aportaron datos provisionales y los expertos volvieron a calcularlos con números nuevos para fijar la magnitud exacta.

Los datos que proporcionó ayer la Red Sísmica Nacional, del Instituto Nacional de Geografía, apuntan a que su epicentro estuvo en Arraiolos, una población que se ubica a unos 20 kilómetros de Évora. Fue un movimiento superficial, a una profundidad de doce kilómetros.

Al temblor de 4,4, le siguieron ocho réplicas. A las 12.58 horas uno de magnitud 2; a las 13.01 horas otro de 1,8; a las 13.15 uno de 2,2; y el último a las 13.28 de 1,9; ; el quinto tuvo lugar a las 19.59 horas de 1,7; y el último a las 20.47 horas de 1,8. En la madrugada de este martes se han registrado las dos últimas: una a las 2.51 horas, con una magnitud de dos grados, y la otra a las 3.04 horas de 2.4.

Más información

La portavoz de la Red Sísmica Nacional, Lucía Lozano, explicó a HOY que se trata de «una magnitud importante para la Península Ibérica». Señala también que es probable que se produzcan más réplicas en los próximos días, aunque es algo que no pueden predecir. Si así ocurriera, «lo normal es que la intensidad vaya disminuyendo».

Lozano apunta a que no tienen cartografiadas fallas en la zona de Portugal donde se ha producido este terremoto. Sin embargo, la investigadora del grupo Kraken de la UEx Carmen Pro apunta a que se trata de un terremoto tectónico y que fallas hay, aunque no estén registradas. Pro es profesora titular de la Universidad de Extremadura, del área de Física de la Tierra, y explica que de hecho en esta zona de Portugal no es tan extraño que existan terremotos. «Aunque son pequeños y la población no los siente». De hecho, a lo largo de la historia sí que ha habido. El de Lisboa en 1755 tuvo su epicentro en el Cabo de San Vicente, donde se registró otro en 1969 y magnitud 8, que es el mayor desde que existen datos históricos.

El de ayer, como ya se ha apuntado antes, se queda a la mitad de esa magnitud. En Extremadura, donde más se notó fue en La Albuera, Badajoz, Cáceres, Guareña, Mérida, Montijo, Olivenza, La Parra, Solana de los Barros, Valdelacalzada y Valencia de Alcántara.

En todos ellos ha sido con intensidad III, débil, lo que supone que el terremoto es sentido por algunos dentro de edificios, las personas en reposo sienten un balanceo o ligero temblor y los objetos colgados oscilan levemente.

La intensidad se mide a través de encuestas que realiza el Centro Nacional de Geografía. Preguntan dónde se encontraba el encuestado en el momento del movimiento, cómo lo sintió y qué tipo de daños se produjeron a su alrededor.

No se han tenido que lamentar daños ni heridos, aunque los bomberos y la Policía Local de Badajoz registraron decenas de llamadas preguntando por el suceso o cómo actuar. Los servicios de emergencia del 112 recibieron 80 llamadas alertando sobre el movimiento, pero sin requerir asistencia. Sin embargo, algunos colegios y edificios oficiales de la ciudad de Badajoz fueron desalojados por precaución. Los teléfonos del Instituto Nacional de Geografía se colapsaron.

El movimiento también fue percibido en Almendralejo, Don Benito, Jerez de los Caballeros, San Vicente de Alcántara y Zafra, en este caso con intensidad II. Es decir, ‘apenas sentido’.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos