Técnicos en materia ferroviaria aconsejan no aflojar la presión sobre los políticos

Técnicos durante la mesa redonda celebrada ayer en Badajoz. ::/C. M.
Técnicos durante la mesa redonda celebrada ayer en Badajoz. :: / C. M.

Cuatro ingenieros analizaron la situación del ferrocarril extremeño y alertaron sobre el trabajo pendiente, como las estaciones

J. López-Lago
J. LÓPEZ-LAGO

Respecto al tren extremeño existe la sensación de que esta región está olvidada, pero también de que por primera vez hay una indignación compartida por la mayor parte de la población, que exige a las autoridades un tren más rápido y de mejores prestaciones que el actual.

Más información

Según cuatro ingenieros especialistas en materia ferroviaria que se dieron cita este jueves en Badajoz, en este ambiente actual de reivindicación lo más recomendable es no aflojar la presión sobre el Gobierno central. Hablan de que los últimos plazos prometidos desde el Ministerio de Fomento son técnicamente viables, pero alertan de que sin una voluntad política firme serán, de nuevo, imposibles de cumplir. En esta cuestión estaban de acuerdo los técnicos que comparecieron en la mesas redonda de Punto de Encuentro. Tuvo lugar en el Hotel Río de Badajoz y estuvo promovida por el Club Senior de Extremadura, que junto a colegios profesionales, fundaciones privadas y otras entidades trata de analizar los temas 'calientes' de la región de la manera más objetiva posible. Ya lo hizo con los Presupuestos extremeños y con la situación de la central nuclear de Almaraz. Este jueves tocó el ferrocarril y en la mesa moderada por Cecilio Venegas expusieron sus puntos de vista tres ingenieros de caminos, canales y puertos y un ingeniero superior en geodesia y cartografía.

Norberto Díez González, experto en infraestructuras, desglosó los datos de viajeros para concluir que el 95% de los transportes de personas y mercancías de Extremadura se resuelven por carretera. Al respecto añadió que esta red viaria en la región es mucho más extensa en términos relativos que en el resto de España. Sobre el tren que reivindica Extremadura recordó que el día que se consiga no conviene olvidar que será solo un medio, no una garantía de prosperidad.

«Los profesionales de Adif trabajan correctamente, pero solo cuando el político les dice ‘adelante’»

Antonio González Jiménez diseña infraestructuras de transporte público. González habló de realidades e incertidumbres técnicas del ferrocarril en Extremadura. En el primer grupo describió los 748 kilómetros de extensión de la red de ancho ibérico distribuida en cinco líneas y subrayó que ninguna está electrificada. Es la única región que aún depende de locomotoras diésel. También expuso que hay muy pocos viajeros en cada una de ellos –una demanda de 200.000 al año, dijo–. Y en cuanto a incertidumbres recordó que los accesos a las ciudades del futuro tren están por construir, que la obra del viaducto sobre el Tajo se ha vuelto a paralizar o que las dudas sobre incluir Toledo en el trayecto entre Extremadura y Madrid podría condicionar los plazos por las dificultades que entraña actuar en esta capital.

Por su parte, Manuel Benegas Capote, también ingeniero, ahora jubilado y que ha ocupado altos cargos en Renfe y Adif, además de dirigir el proyecto de alta velocidad entre La Meca y Medina, en Arabia Saudí, criticó duramente la política de transporte de mercancías de Renfe.

Benegas expuso gráficamente la marginación que sufren capitales como Badajoz o Almería desde el punto de vista de las conexiones, dio una visión global del tráfico de mercancías en el que hay que tener en cuenta a China y aseguró que «los profesionales de Adif trabajan correctamente, pero solo cuando el político les dice 'adelante'». No obstante, ha detectado un cambio de actitud en el ministro de Fomento para mejorar el tren extremeño, pero tiene claro que por la cantidad de trabajo que hay pendiente será otro gobierno el que finalice las obras. Por ello, animó a la sociedad civil a mantener la presión.

José Manuel Naranjo, ingeniero superior en Geodesia y Cartografía aportó un punto de vista más social. Analizó el acceso de los extremeños a las futuras estaciones y para que el tren tenga éxito y la inversión esté justificada recomendó tener en cuenta la frecuencia del servicio y el precio de los billetes.

Según comentó el moderador, el responsable de Adif en Extremadura fue invitado a la mesa, pero la administradora estatal ferroviaria se lo impidió.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos