Solo 15 médicos de los primeros 2.800 MIR eligen formarse en Extremadura

El examen MIR de 2018 se celebró el pasado día 10 de febrero. :: HOY/
El examen MIR de 2018 se celebró el pasado día 10 de febrero. :: HOY

Todos han optado por los complejos hospitalarios de Badajoz y Cáceres; Cardiología y Pediatría son las especialidades más solicitadas

Ana B. Hernández
ANA B. HERNÁNDEZ

Los médicos que han superado el examen MIR (médico interno residente) llevan desde el pasado 20 de abril eligiendo en qué especialidad y en qué hospital pasarán sus próximos cuatro o cinco años para convertirse en especialistas. Hasta las 18 horas de ayer lo habían hecho 2.800 y solo 15 de ellos han optado por Extremadura.

Todos, además, se han decantado por los complejos hospitalarios de Badajoz y Cáceres y, hasta el momento, con tres médicos que han elegido Cardiología y otros tantos de Pediatría, son las especialidades con más demanda. Dos de los otros nueve que han elegido formarse en la región lo harán en Aparato Digestivo, otros dos en Oftalmología y los otros cinco se reparten entre Ginecología, Cirugía Plástica, Neurocirugía, Anestesia y Medicina de Familia.

No obstante, cuando el proceso de elección culmine el próximo 10 de mayo, la totalidad de las 154 plazas MIR que este año oferta Extremadura –de las que 61 son para Medicina de Familia– se habrán cubierto, porque son más los médicos que han superado el examen que las plazas disponibles (6.513) en el conjunto del país para darles la formación especializada que requieren.

Los números que muestran la realidad del momento, la que protagonizan los médicos que mejor puntuación han logrado en el examen MIR y por tanto los primeros que eligen, ponen de manifiesto que Extremadura no es de la comunidades que despierta mayor interés entre los futuros especialistas.

«La elección va en la línea de años anteriores», afirma Luis Tobajas, director general de Planificación, Formación y Calidad Sociosanitaria del Servicio Extremeño de Salud (SES). «Desde que era residente, he pensado que el tamaño del hospital no afecta a la calidad de la formación de cada uno de los residentes, pero es verdad que en los grandes hospitales, los MIR contarán con un mayor acceso a todas las estructuras, a la innovación tecnológica diagnóstica y terapéutica, que les van a permitir estar en contacto con un mayor número de pacientes y de patologías, lo que favorecerá, al menos en algunas especialidades, la adquisición de sus competencias». Motivo por el que considera que son los grandes hospitales de las grandes ciudades los que más demanda tienen año tras año en la elección de los nuevos MIR.

Un aumento constante

No obstante, desde su punto de vista, «los hospitales más pequeños, como es el caso de Extremadura, dan la posibilidad a los residentes de asumir un mayor número de responsabilidades que los otros centros grandes, por la enorme cantidad de residentes que tienen». Por eso, Luis Tobajas mantiene que «para las especialidades más troncales (Medicina Interna, Medicina de Familia, Anestesiología, Cardiología, Aparato Digestivo, Neumología…) se logra una formación más completa y exitosa en centros medianos y pequeños como los de nuestra comunidad». Sin olvidar, añade, que en ellos «hay un trato más cercano y humano con el resto del personal y con los propios pacientes, garantía de la humanización de la asistencia sanitaria».

En cualquier caso, asegura que aún es pronto para concluir una valoración sobre el proceso de elección de los MIR y destaca el esfuerzo llevado a cabo por el SES para incrementar en los últimos años las plazas de la Formación Sanitaria Especializada (FSE).

En los últimos cinco años se han incrementado en 44 las plazas de Formación Sanitaria Especializada

Porque en los últimos cinco años no solo han crecido las plazas destinadas a los médicos, sino también las previstas para la especialización de psicólogos, farmacéuticos y enfermeros. De hecho, la oferta extremeña de FSE ha crecido en 44 plazas desde 2013 a 2018, pasando de un total de 145 a las 189 actuales (de las que 154 corresponden a los MIR), entre los siete hospitales de la región –de los 26 que hay entre públicos y privados– que cuentan con unidades docentes para ofrecer formación especializada. Son los hospitales de Badajoz, Cáceres, Mérida, Plasencia, Don Benito, Campo Arañuelo y Zafra.

Hemeroteca

«Este aumento de plazas muestra la apuesta evidente de la Consejería de Sanidad por incrementar el número de residentes en nuestra comunidad, para paliar la falta de especialistas», declara Tobajas.

Un aumento en el que quiere continuar el SES y motivo por el que se ha pedido al Ministerio de Sanidad «que impulse una norma que flexibilice y agilice la acreditación de nuevas unidades docentes». Pero sin que ello suponga reducir el periodo de formación de los especialistas. «Ahí nos van a tener de frente», deja claro el director general. «Porque el sistema MIR es, sin duda, uno de los mejores de Europa y del mundo, es marca de la excelencia que tiene la sanidad pública y la calidad de los médicos que forma es la mejor prueba de su éxito».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos