La sequía se ralentiza en enero y la temperatura media sube medio grado

C. J. V. MÉRIDA.

Enero no cambia la tónica meteorológica de los últimos tiempos en la región. Llovió menos de la media en Extremadura para ese mes y la temperatura fue más alta también respecto a lo habitual. Según el avance climatológico mensual de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), llovió un 4,2% menos de que es habitual. Mientras, la temperatura subió medio grado respecto a lo que dice la estadística.

La estabilidad atmosférica marcó el inicio del mes hasta que empezó a llover en la víspera de Reyes. Un par de días más tarde se presentó la nieve. Haciendo la media para todos los puntos que tiene la Aemet, se recogieron 48,5 litros por metro cuadrado. La media histórica extremeña para el mes de enero se sitúa en 50,6 litros. Esto es, 'solo' llovió un 4,2% menos, un descenso menos traumático en comparación al último trimestre del año. La Aemet califica enero como normal en cuanto a lluvias.

En algunos sitios, como en Valencia de Alcántara o Guadalupe el déficit pluviométrico fue mayor. Así, en el municipio fronterizo con Portugal llovió un 39% menos y en la localidad de Las Villuercas un 24% menos.

En cuanto a las temperaturas, fue un mes cálido. La media regional fue de 8,1 grados, superior en medio grado al valor de referencia para un enero extremeño. En Valencia de Alcántara, por ejemplo, se recogió una diferencia fue mayor, hasta de un 1,2 grados, respecto a la media histórica en ese municipio. El contrapunto llegó en el sur. En Zafra hizo más frío de lo habitual, medio grado más.

La estadística de enero sirve, en todo caso, para confirmar la situación de sequía. Desde el inicio del año hidrológico (octubre), se vive un periodo muy seco o extremadamente seco. Así, las precipitaciones son un 64% menos de lo habitual respecto a la media en Valencia de Alcántara; un 58% menos en Cáceres o un 57% menos en Zafra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos